Lunes, 1 de Octubre de 2007

Carmen Caffarel considera prioritaria la expansión del Cervantes en Estados Unidos

Agencia EFE ·01/10/2007 - 19:12h

Agencia EFE - La directora del Instituto Cervantes, Carmen Caffarel, dijo hoy en entrevista con Efe que "la línea prioritaria de expansión" de la institución será hacia Estados Unidos. EFE

La directora del Instituto Cervantes, Carmen Caffarel, quiere que "la línea prioritaria de expansión" de esta institución sea hacia Estados Unidos, debido a la "fuerte demanda" de español que hay en este país, y cree que hay que continuar con la apertura de centros en Asia y el Pacífico.

En una entrevista con Efe, Caffarel, que tomó posesión de su cargo el pasado 20 de julio, se refiere a los presupuestos del Cervantes para el próximo año y plantea también la necesidad de que el Instituto "se abra a la sociedad civil" y trate de "implicar a empresas e instituciones que tengan como aliado al español para proyectarse en el mundo".

"Las instituciones no deben nunca estar de espaldas a la sociedad", aseguró la directora del Cervantes, donde se tiene "bastante avanzado" un análisis de las empresas con las que se podría colaborar y "pronto" se darán a conocer sus nombres.

Mediante esos acuerdos, el Cervantes "conseguirá financiación, pero las empresas tendrán un valor añadido que es el prestigio", dijo Caffarel (Barcelona, 1953), que tras dirigir RTVE, asume su "nuevo reto con entusiasmo, con una gran satisfacción y con la intención de aportar algo a la institución".

Los presupuestos del Cervantes para 2008 han crecido con respecto al año anterior "un 12,5 por ciento y ascienden a 101 millones de euros", cifra que puede variar durante la tramitación parlamentaria de la ley y que a Caffarel le gustaría "que se incrementara".

Esa cuantía permitirá "consolidar el proyecto que está en marcha" y abrir los centros que ya estaban previstos por la anterior dirección, que en lo queda de año y en el primer trimestre de 2008 serán "la biblioteca de Shangai y los centros de Sydney, Tokio, Fráncfort y Marraquech".

De cara hacia el futuro, el Cervantes "le dará prioridad a Estados Unidos", donde hay unos 40 millones de hispanohablantes y la Administración americana "está pidiendo que el español sea una segunda lengua en igualdad de condiciones que el inglés", afirmó la directora.

El Cervantes cuenta en la actualidad con centros en Nueva York, Chicago, Alburquerque y un aula en Seattle. "Se están haciendo prospecciones y viendo con qué universidades se podría colaborar", pero Caffarel tiene claro que "San Francisco sería un buen lugar" y que en Seattle se podría ampliar lo que ya existe.

El Instituto se expandirá también por Canadá, "sin olvidar Asia y el área del Pacífico", porque "el español está de moda en Asia", aseguró.

"Nadie duda que el español es una lengua en expansión, y me da la sensación de que cuando se abren sedes del Cervantes se pone de manifiesto la cantidad de gente que quiere estudiarlo; la desgracia es que no tengamos dinero para estar en todos los lugares", añadió la directora.

Además de "consolidar lo que ya existe", Caffarel cree que hay "modernizar el Instituto Cervantes para que sea del siglo XX y para que esté en consonancia con esos jóvenes que, si saben español, tendrán mayores oportunidades de acceder a puestos de responsabilidad". "Y los jóvenes son los líderes de mañana", insiste.

La responsable del Cervantes apuesta "por las nuevas tecnologías" para potenciar la difusión del español. Dentro de esos planes, se va a poner en marcha una canal de radio y televisión por internet, "que se presentará en sociedad antes de Navidad".

"Los contenidos de ese canal serán fundamentalmente culturales y lingüísticos, y su existencia permitirá que los centros a su vez se relacionen entre sí con sus ofertas culturales y que donde el Cervantes no pueda estar físicamente presente, siempre lo estará por Internet", subrayó.

Caffarel dijo también que el Cervantes seguirá impulsando la enseñanza de las lenguas cooficiales españolas, así como "las manifestaciones culturales de la pluralidad de nuestro país", una de las cuestiones en las que más hincapié hizo su antecesor, César Antonio Molina.