Lunes, 1 de Octubre de 2007

Julio Iglesias salió de Chile y deja en suspenso su concierto del jueves

Agencia EFE ·01/10/2007 - 19:32h

Agencia EFE - El artista español quería pasar más tiempo con su familia tras el agotador ritmo de su gira mundial "Live". EFE

El cantante español Julio Iglesias, quien la noche del pasado sábado ofreció un concierto en Santiago de Chile, salió inesperadamente de este país en las últimas horas del domingo y dejó en suspenso una segunda presentación, prevista para el próximo jueves en la sureña ciudad de Concepción.

Así lo señala hoy la prensa local, que precisa que después de participar el domingo en una actividad benéfica, el artista, de 64 años, abordó su avión privado y abandonó la capital chilena.

Aunque Iglesias -que solicitó audiencia para ser recibido en los próximos días por la presidenta Michelle Bachelet-habría avisado que se dirigía Miami, otras fuentes vinculadas a su visita aseguran que partió a Punta Cana (República Dominicana), lugar donde reside junto a su pareja, la modelo Miranda Rinjsburguers, y cinco de sus ocho hijos.

Según trascendió, el artista español quería pasar más tiempo con su familia tras el agotador ritmo de su gira mundial "Live", y descartó descansar en un exclusivo centro turístico de la región del Bío Bío, a unos 500 kilómetros al sur de Chile, hasta el día de su segundo concierto.

Según fuentes ligadas a su visita a Chile, Iglesias habría pactado con los organizadores aplazar el concierto de Concepción para el próximo 13 de octubre, con el fin de que no haya demasiados días de espera entre éste y un concierto que tiene programado en Guayaquil (Ecuador) el 9 de octubre.

La prensa chilena señaló que la petición de aplazar el concierto en Concepción la habría formalizado Iglesias en una cena con los organizadores de sus actuaciones en Chile, tras el exitoso concierto ofrecido el pasado sábado en el Arenas Santiago, al que asistieron mas de diez mil personas.

El repertorio incluyó todos sus éxitos de ayer y temas más actuales, como "La vida sigue igual", "Me olvidé de vivir", "De niña a Mujer" o "Hey", muchas de las cuales fueron coreadas por el público, integrado casi exclusivamente por sus incondicionales.

Iglesias, quien triunfó por primera vez en Chile en la edición 1969 del Festival de la Canción de Viña del Mar, visitó este domingo la sede del Pequeño Cottolengo, una institución vinculada a la Iglesia Católica que atiende a niños con deficiencia mental, de la que ha sido colaborador desde hace años.