Lunes, 1 de Octubre de 2007

Antonio Banderas asegura que "sólo me han subvencionado los estudios de Hollywood"

Agencia EFE ·01/10/2007 - 18:47h

Agencia EFE - El actor Antonio Banderas, durante la rueda de prensa que ofreció hoy con motivo del final del rodaje de la película "Tres días. El verano de la roca", dirigida por Javier Gutiérrez, y en cuya producción ha participado. EFE

El actor Antonio Banderas salió hoy al paso de quienes le tildaron de "subvencionado" en su segunda película como director, "El camino de los ingleses", y subrayó que lleva "diecisiete años trabajando en los Estados Unidos y quienes me ha subvencionado han sido los estudios privados de Hollywood".

"En los últimos veinte años, puedo ser el profesional español que menos subvenciones ha recibido", dijo en rueda de prensa Banderas, que presentó la película "Tres días. El verano de la roca", dirigida por Francisco Javier Gutiérrez, y que ha producido el actor malagueño a través de su empresa Green Moon Producciones, en asociación con Maestranza Films y Pentagrama Films.

Admitió que como productor se siente "más cómodo" que como director, porque no hay que estar "en el campo de batalla", y dirigir conlleva "muchas complicaciones" y le convierte "en un contestador automático que tiene que tener respuestas continuas a todas las preguntas".

Según Banderas, "El camino de los ingleses" fue una "declaración de principios" del cine que quiere hacer a través de su productora, "que no es un cine taquillero, sino en busca de algo un poco más personal".

Al producir trabajos de jóvenes talentos se ha impuesto la premisa de "no intervenir en los aspectos artísticos", aunque "otra cosa es el consejo".

"Dar una oportunidad a una persona no es hacer un trabajo de conductismo para que haga lo que el productor quiere hacer", sino que el director ha trabajado "con libertad, y eso tiene riesgos, porque es una primera película".

"Tres días. El verano de la roca", cuyo reparto encabezan Víctor Clavijo, Mariana Cordero y Eduard Fernández, narra las últimas 72 horas del planeta por la anunciada colisión de un meteorito gigante.

Banderas sólo se imagina el fin del mundo "de una manera muy personalizada, que es morirse", y si se diera la situación que narra la película se dedicaría sólo "a buscar un buen sitio para verlo".

"Me preocuparía por las cosas nimias. Si me estoy muriendo, lo que me preocupará será cómo quedará el Málaga el domingo y qué putada no saberlo", añadió.

En sus proyectos como productor intentará "utilizar el máximo talento andaluz posible, pero no pediremos los carnés de identidad a nadie", advirtió Banderas, quien anunció que también está "a punto de cerrar un acuerdo" con una empresa granadina que trabaja en el campo de la animación.

Por su parte, Francisco Javier Gutiérrez explicó que ha intentado "hacer una película diferente, algo que siempre es arriesgado", y que muestra "un micro-mundo con cierto acento andaluz" en el que se produce "una mezcla de géneros", aunque la historia está "principalmente enmarcada en el fantástico".