Lunes, 1 de Octubre de 2007

El padre de la víctima española del 11-S dice que el caso de la "impostora" traiciona a los afectados

Agencia EFE ·01/10/2007 - 18:30h

Agencia EFE - José Luis de San Pío, padre de la única víctima española del 11-S, Silvia de San Pío, durante una entrevista con Efe en la que consideró hoy que el caso de la supuesta "impostora" Alicia Esteve Head provoca que las verdaderas víctimas y sus familiares "se sientan defraudados y traicionados". EFE

José Luis de San Pío, padre de la única víctima española del 11-S, Silvia de San Pío, consideró hoy que el caso de la supuesta "impostora" de los atentados de Nueva York, Alicia Esteve Head, provoca que las verdaderas víctimas y sus familiares "se sientan defraudados y traicionados".

En una entrevista con Efe San Pío se refirió a la información publicada por el New York Times en la que se pone en duda el relato de Alicia Esteve, original de Barcelona y hasta ahora presidenta de una asociación de víctimas del 11-S, que durante años aseguró haber sobrevivido al atentado contra las Torres Gemelas.

San Pío afirmó "sentir pena" de la propia Esteve, de quien aseguró que nunca, en los seis años que han pasado desde los atentados, conoció de su existencia.

Explicó que esta situación "hace daño" a las víctimas y a sus familias porque les obliga a revivir aquella jornada y les impide "pasar página y perdonar", al tiempo que se solidarizó especialmente con los afectados "que han estado más cerca" de Esteve, ya que "deben sentirse defraudados y traicionados".

No obstante, expresó su convencimiento de que esta noticia -que ha sido recogida por la prensa española al descubrirse el origen catalán de Esteve- tiene "un impacto mucho menor" en Estados Unidos, y señaló que este caso "no va a cambiar la bondad del pueblo americano".

Opinó que "es relativamente fácil" hacerse pasar por víctima en situaciones como la del 11-S "porque el espíritu americano es bastante crédulo y confiado", y afirmó que "seguramente" el caso de Alicia Esteve "no es el único".

San Pío se lamentó de que sea "precisamente una española" quien haya protagonizado este "hecho penoso", ya que, a su juicio, "daña a la credibilidad" de España en Estados Unidos.