Lunes, 1 de Octubre de 2007

El circuito urbano de Valencia empieza a cobrar forma

Agencia EFE ·01/10/2007 - 17:48h

Agencia EFE - El president de la Generalitat, Francisco Camps, y la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, pintan la linea de salida durante la inauguración de las obras de prolongación de la Alameda-Avenida de Francia al Puerto de Valencia y acondicionamiento de La Marina Juan Carlos I, terrenos por donde discurrirá el futuro circuito urbano de Fórmula Uno. EFE

El circuito urbano de Valencia, que el 24 de agosto de 2008 acogerá el Gran Premio de Europa de Fórmula Uno, empieza a cobrar forma después de que hoy se iniciasen las obras de acondicionamiento de las calles por las que discurrirá la carrera.

El acto de inicio de las obras se celebró hoy en las inmediaciones del puerto, con la pintada simbólica de una parrilla de salida y la asistencia de cargos políticos, deportivos y empresariales.

Las obras, que se prolongarán durante los próximos seis meses, se ejecutarán en dos fases con el fin de que esté totalmente a punto para al menos un mes antes de la celebración del Gran Premio, del que está previsto que se celebre al menos hasta 2014.

El de hoy es el último paso dado desde que el pasado 1 de junio se firmase en Londres por el presidente del Gobierno valenciano, Francisco Camps, y el patrón de la Fórmula Uno, Bernie Ecclestone, el convenio para la celebración de pruebas del Campeonato del Mundo durante siete años.

Sin embargo, la gestación de la celebración de un gran premio de Fórmula Uno se gestó hace casi dos años, cuando Camps mostró su interés a Ecclestone por que el Circuito de la Comunitat Valenciana pasase a formar parte del calendario de la competición.

El magnate británico no tardó en descartar esta posibilidad, si bien se descolgó con la opción de una carrera por la ciudad a pesar de que la única que hasta la fecha se disputa en la Fórmula Uno es la legendaria prueba de Mónaco.

Con motivo de su estancia en Valencia para presenciar una prueba de las GP2 Series en Cheste en 2006, Ecclestone se mostró atraído por la posibilidad de celebrar una carrera por las inmediaciones del puerto de Valencia, remodelado con motivo de la celebración de la 32 Copa del América de vela de 2007.

La presentación del proyecto tuvo lugar antes, el 10 de mayo, en Valencia, en un acto en el que también se anunció la creación de la empresa Valmor Sport, integrada por el empresario valenciano y presidente del Villarreal Fernando Roig, la entidad financiera Bancaja y el ex campeón mundial de motociclismo Jorge Martínez "Aspar", responsable de la gestión de la carrera.

Aquel acto no estuvo exento de polémica, después de que durante el anuncio del compromiso, Ecclestone insinuase que firmaría el contrato si Camps ganaba las elecciones autonómicas del 27 de mayo, lo que motivó que el PSOE acusase a Camps y a la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, de usar sus cargos públicos para realizar un acto de campaña electoral.

En las previsiones que manejan los organizadores de la carrera, el GP de Europa supondrá un impacto económico de setenta millones de euros, tendrá una audiencia potencial de 500 millones de telespectadores y se espera la visita de 140.000 aficionados al automovilismo para presenciar en directo la carrera.

La construcción del circuito ha sido adjudicado por 41,2 millones de euros y según sus promotores cumplirá con las máximas garantías de seguridad.

El circuito contará con una longitud de 5.473 metros, un ancho de pista de 14 metros y discurrirá en torno a la dársena interior del puerto y por las calles del futuro barrio que se construirá entre las vías del ferrocarril, el puerto y el antiguo cauce del Turia.

Para la creación del trazado urbano valenciano se ha requerido al ingeniero alemán Hermann Tilke, uno de los más conocidos diseñadores de circuitos del mundo y de cuyo estudio en la ciudad alemana de Aquisgrán han salido pistas como la de Malasia, Emiratos Árabes y las radicadas en Shangai (China) y en la ciudad turca de Estambul.