Lunes, 31 de Mayo de 2010

Asocian la vitamina K con una disminución del riesgo de diabetes

Reuters ·31/05/2010 - 18:16h

Las personas que consumen una gran cantidad de vitamina K a través de los alimentos tendrían un bajo riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, según sugirió un estudio.

Los autores hallaron que, entre más de 38.000 adultos holandeses controlados durante diez años, los que más vitamina K consumían con la comida eran un 20 por ciento menos propensos a recibir un diagnóstico de la enfermedad.

Los resultados serían los primeros en demostrar una relación entre la vitamina K y el riesgo de diabetes, pero no prueban que la vitamina disminuya ese riesgo, escribió el equipo de Joline W.J. Beulens, del Centro Médico Universitario Utrecht, en Holanda.

Las conclusiones deberían promover nuevos estudios sobre el papel de la vitamina K en la aparición de la diabetes tipo 2. Se estima que más 23 millones de estadounidenses adultos, o casi el 11 por ciento, tienen la enfermedad.

Los factores de riesgo más importantes son la edad, la obesidad, los antecedentes diabéticos familiares y la etnia: en el país norteamericano, los afroamericanos, los hispanos y los nativos son más propensos que los blancos a contraer la condición.

Se desconoce el alcance del efecto de ciertos nutrientes en el riesgo de desarrollar diabetes.

La vitamina K existe en dos formas naturales: la vitamina K1 (filoquinona) en los vegetales de hojas verdes y algunos aceites vegetales, como los de canola y de soja; y la vitamina K2 (menaquinona), que se obtiene principalmente a través de la carne, el queso y los huevos.

En el estudio, las vitaminas K1 y K2 estuvieron asociadas con un bajo riesgo de desarrollar diabetes, sobre todo el subtipo K2.

Los resultados, publicados en Diabetes Care, surgen de cuestionarios realizados a 38.094 hombres y mujeres de entre 20 y 70 años al inicio del estudio. Los participantes respondieron una encuesta alimentaria detallada, que se usó para calcular el consumo promedio de vitamina K.

En los 10 años de estudio, se les diagnosticó diabetes tipo 2 a 918 participantes, según las historias clínicas.

El riesgo de desarrollar la enfermedad disminuía por cada 10 microgramos (mcg) más de vitamina K2 consumidos. El cuarto de los participantes que más vitamina consumían eran un 20 por ciento menos propensos a desarrollar diabetes que los que menos ingerían.

La vitamina K1 provocó una reducción del riesgo sólo cuando su consumo llegó a ser relativamente alto. Al igual que con la vitamina K2, el cuarto de hombres y mujeres con el consumo más alto de vitamina K1 fue un 19 por ciento menos propenso a desarrollar diabetes que el cuarto con el consumo más bajo.

Tras considerar otros factores de riesgo de la diabetes (edad, peso y ejercicio) y hábitos alimentarios (calorías y nutrientes (grasa, fibra y vitaminas C y E consumidas), el alto consumo de vitamina K se mantuvo asociado con una disminución del riesgo de diabetes.

Aunque se desconoce por qué la vitamina proporcionaría esa protección, el equipo sostuvo que existen pruebas de que la vitamina K reduce la inflamación sistémica, lo que mejoraría el aprovechamiento orgánico de la insulina, que es la hormona reguladora del azúcar en sangre.

FUENTE: Diabetes Care, online 27 de abril del 2010.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad