Lunes, 31 de Mayo de 2010

Franchitti vuelve a ganar las 500 millas de Indianápolis

Reuters ·31/05/2010 - 09:17h

El piloto escocés Dario Franchitti se adjudicó el domingo su segunda victoria en cuatro años en las 500 millas de Indianápolis, obteniendo la victoria tras un espectacular choque que puso fin a la carrera por precaución.

Con el automóvil echando humo y luchando por conservar combustible, Franchitti cruzó la línea de llegada con los brazos arriba en señal de triunfo.

El final abrupto de la competición se dio en momentos de alta tensión, después de que el auto del británico Mike Conway se desintegrara tras embestir la valla lateral. Las autoridades mostraron la bandera amarilla cuando quedaba una vuelta para el final.

Gran Bretaña concretó un 1-2 en el podio pues el ganador de 2005, Dan Wheldon, llegó segundo por segundo año consecutivo.

Los pilotos británicos parecían haber completado el podio cuando Alex Lloyd figuró tercero en la clasificación.

Pero tras ver las repeticiones de la llegada, las autoridades de la carrera otorgaron el tercer puesto al estadounidense Marco Andretti, que había frenado cuando el auto fiscalizador mostró la bandera amarilla y fue superado por varios competidores.

Franchitti saltó de su coche y se abrazó a su esposa, la actriz Ashley Judd, mientras la multitud asistente a la carrera miraba en silencio cómo Conway era retirado de los hierros retorcidos de su vehículo accidentado.

Conway fue examinado en las dependencias médicas de la pista y luego fue trasladado vía aérea a un hospital cercano, pero las autoridades de la carrera dijeron que sus heridas no ponían en riesgo su vida.

"Esto se siente tan bien como la primera vez", dijo Franchitti, exultante tras la victoria. "Hasta 10 vueltas antes del final estaba bastante relajado, después todo se complicó cuando tuve que ahorrar combustible. Esto significa mucho", agregó el piloto británico.

Además de su segundo éxito en una de las carreras más famosas del automovilismo, Franchitti entregó al propietario del equipo, Chip Ganassi, un doblete único de éxitos.

Con el triunfo, Ganassi se convirtió en el primer dueño de equipo en ganar las dos carreras más importantes de Estados Unidos, al imponerse en las 500 millas de Daytona y de Indianápolis en el mismo año.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad