Lunes, 31 de Mayo de 2010

Erdogan: el ataque de Israel es "terrorismo de Estado"

El primer ministro de Turquía pide explicaciones. El embajador de Israel en España intenta justificar el asalto: "los soldados actuaron en defensa propia"

PÚBLICO.ES / AGENCIAS ·31/05/2010 - 09:35h

AFP - Tayyip Erdogan, junto a Lula y Cristina Fernández.

El ataque de la marina israelí contra la 'Flota de la Libertad' integrada en su parte por barcos turcos ha desatado la reacción del gobierno otomano. El primer ministro no ha podido ser más claro: para él, la ofensiva de Israel es "un inhumano terrorismo de Estado y muestra que no quieren la paz en la región".

Erdogan, que se encontraba de gira por América Latina, ha cancelado su viaje y regresará de forma inmediata a Turquía, ha declarado que el asalto israelí "es una acción totalmente contraria a los principios del derecho internacional". "Nadie debería pensar que nos vamos a quedar callados ante esto", concluyó.

Anteriormente, el Ministerio de Asuntos Exteriores del país ha emitido un comunicado en el que advierte al Gobierno israelí de que tendrá que enfrentarse a las consecuencias por su comportamiento. De momento, el Gobierno turco ha establecido un centro de crisis para seguir el desarrollo de los acontecimientos.

"Israel ha mostrado una vez más que no le preocupa la vida humana" 

El embajador israelí en Ankara, Gaby Levy, ha sido convocado al citado ministerio para dar explicaciones y recibir la protesta turca. El comunicado ministerial dice que el Ejército israelí ha usado la fuerza contra un grupo de ayuda humanitaria, incluidos "ancianos, mujeres y niños" que viajan en los barcos, lo que consideró "inaceptable".

"Tomando como objetivo a civiles inocentes, Israel ha mostrado una vez más que no le preocupa la vida humana, ni las iniciativas pacíficas. Condenamos fuertemente esta práctica inhumana de Israel", añadió la nota. "Este incidente, que ha tenido lugar en aguas internacionales abusando de la ley internacional, tendrá consecuencias imposibles de compensar", avisó el Ministerio turco.

"No importa cual sea la razón, esta acción contra civiles que actúan con propósito humanitario es imposible de aceptar. Israel tendrá que enfrentarse a las consecuencias de su comportamiento y de la violación de las leyes internacionales", concluye el comunicado.

"En defensa propia"

Por su parte, el embajador de Israel en España, Rafael Schultz, ha declarado que los soldados de su país "actuaron en defensa propia" y ante una "provocación violenta motivada políticamente con elementos radicales con vínculos con el mundo musulmán como Al Qaeda y el yihadismo".

Schultz vincula a los activistas con "elementos radicales con vínculo como Al Qaeda"

Schultz se ha reunido esta mañana con responsables del Ministerio de Asuntos Exteriores, que le habían convocado para que diera explicaciones sobre la acción militar israelí. En declaraciones a Efe tras el encuentro, el jefe de la diplomacia israelí ha afirmado sobre la acción que "siempre hay que lamentar pérdidas de vidas humanas y evitar caer en juicios simplistas".

En su opinión, "falta mucha información", pero hasta ahora "sabemos que los soldados que han subido a uno de los seis barcos han sido recibidos con armas de fuego y armas blancas. Una actitud muy poco que ver con ONG pacifistas o con fines humanitarios". Schultz ha considerado que esa actitud ha constituido "un intento violento flagrante y político, destinado solo a provocar y romper el aislamiento de Hamas en la franja de Gaza".

Bloqueo a Gaza

Sobre la petición española de retirar el bloqueo sobre Gaza, Schultz ha asegurado que "no vamos a permitir ningún cambio que ponga en mayor riesgo la vida de los ciudadanos israelíes mientras siga gobernando . Estamos en nuestro derecho", ha precisado el embajador, quien ha agregado que en Gaza "no hay crisis humanitaria".

Para Schultz, el bloque a la franja  "no es solamente necesario sino también legal y está justificado mientres esté gobernada por una organización terrorista que usa el territorio como base de ataques con cohetes". En un comunicado, la Embajada de Israel ha precisado que los barcos navegan esta tarde rumbo al puerto de Ashdod.  La legación diplomática israelí ha denunciado que "la organización que está detrás de esta flotilla, la ONG turca IHH, tiene contactos con bandas terroristas fundamentalistas islámicas y las financia".

Ataque pese a las banderas blancas

La versión de los activistas es diametralmente opuesta. En contacto telefónico en directo con los buques, miembros del convoy humanitario han asegurado de que los comandos israelíes abordaron los barcos turcos desde helicópteros y dispararon con fuego real para reprimir a los tripulantes a pesar de que estos mostraron banderas blancas.

El bloqueo "no es solamente necesario sino también legal y está justificado" 

El ataque ha causado perplejidad e indignación entre la mayor parte de la comunidad internacional. Varios países, entre ellos España y Grecia, además de Turquía, han convocado a los embajadores de Israel en sus territorios para pedirles explicaciones.

El presidente palestino, Mahmud Abás, ha decretado tres días de luto en los territorios por esta "masacre", mientras que el jefe de Gobierno en Gaza del movimiento islamista Hamás, Ismail Haniye, ha calificado el ataque de "brutal". La secretaría general del grupo en Damasco asegura que se trata de "un crimen contra la Humanidad".

Las autoridades sirias ha pedido una reunión urgente a la Liga Árabe y la ONU ha expresado su conmoción por el asalto. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha calificado los hechos de "graves y preocupantes". "Como saben se ha citado al embajador, pero tenemos todavía que conocer la información con más exactidud", ha abundado.

Concentraciones en Turquía

Cientos de manifestantes turcos se han empezado a concentrar ante las legaciones diplomáticas de Israel en Turquía para protestar contra el ataque. Desde primeras horas de la mañana, varios cientos de personas se concentraron frente al consulado israelí en Estambul e intentaron penetrar en él.

La policía bloqueó a los manifestantes, cuyo número aumentaba con el paso de las horas. Otros acamparon frente al consulado, que se encuentra en la zona de oficinas de Levent, leyendo versículos del Corán y gritando consignas contra el ataque de Israel.

En Ankara, un grupo de manifestantes enfurecidos se concentró ante la residencia del embajador israelí, Gaby Levi, del que se espera acuda al Ministerio de Exteriores de Turquía pues ha sido llamado a consultas.

Noticias Relacionadas