Domingo, 30 de Mayo de 2010

Hallada una fosa clandestina con al menos 25 cadáveres en el sur de México

EFE ·30/05/2010 - 08:51h

EFE - Vista de un respiradero de una mina tomada en una mina donde fue hallada una fosa clandestina que tiene una profundidad de 180 metros y en donde se encontraron al menos 25 cadáveres.

Chilpancingo (México), 30 may (EFE)- Una fosa clandestina con al menos 25 cadáveres fue hallada cerca de la turística localidad mexicana de Taxco (Guerrero, al sur de México), informaron a Efe fuentes oficiales.

El lugar del hallazgo es San Francisco Cuadra, cercano a la comunidad de Cacalotenango, del municipio de Taxco de Alarcón, bien conocido por su artesanía en plata y destino habitual del turismo tanto nacional como internacional.

Algunos de los cuerpos encontrados estaban en estado de putrefacción y otros tenían pocas horas de muertos. Es posible que el número de restos humanos sea mayor, pero no han trascendido más datos oficiales al respecto.

La fosa tiene una profundidad de 180 metros, por lo que los efectivos de Protección Civil que rescataron los cuerpos vieron dificultada su tarea y debieron de utilizar tanques de oxígeno.

Según fuentes municipales, se ha establecido un operativo del Ejército en el lugar.

El hallazgo se produjo el sábado, después de que elementos militares detuvieran el viernes en el municipio de Iguala a 15 personas, sin que se conozcan más detalles al respecto.

Los cárteles del narcotráfico mexicanos, enfrentados entre sí por el dominio del territorio, han utilizado las llamadas narcofosas frecuentemente para librarse de los cadáveres de sus rivales.

El estado de Guerrero es precisamente uno de los que más violencia ha registrado en los últimos años; en los meses recientes, una escisión en el cártel de los Beltrán Leyva ha derivado en el enfrentamiento de los dos bandos en este territorio, lo que ha dejado algunas decenas de muertos.

El cártel de Sinaloa, que a su vez se escindió del de los Beltrán Leyva, también ha protagonizado episodios violentos en Guerrero.

Parte del territorio estatal es empleado por los narcotraficantes para cultivos ilegales.