Domingo, 30 de Mayo de 2010

Un conspirador con dotes para el póquer

El heredero del uribismo está convencido de que el fin justifica los medios

ANTONIO ALBIÑANA ·30/05/2010 - 23:07h

Si Uribe ha sido completamente previsible en su gestión y sus tropiezos, de su sucesor, Juan Manuel Santos, con dotes de jugador de póquer, nadie sabe lo que piensa.
Formado en EEUU, este economista de 58 años se ha ganado el apodo de Conspiretas en una vida pública que ha oscilado entre la política y el periodismo: su familia fue la propietaria del diario más influyente de Colombia, El Tiempo -hasta su venta al Grupo Planeta- y Santos dispuso de una columna de opinión en él durante años.

Ministro en varias ocasiones, el candidato uribista no ha dejado de conspirar contra quienes le nombraban. El ex presidente Andrés Pastrana, del que fue ministro de Hacienda, ha denunciado que se reunió con el ex jefe de las FARC Raúl Reyes sin su conocimiento.

Más tarde, en 2008, montó una ofensiva militar ya siendo ministro de Defensa de Uribe, para matar a Reyes en territorio ecuatoriano, en una operación ilegal que supuso la ruptura de relaciones con los vecinos. Esta acción, así como la operación Jaque en la que se usaron los emblemas de Cruz Roja de forma fraudulenta para liberar a varios rehenes, muestran a un candidato al que no importan los medios para lograr sus fines,

Noticias Relacionadas