Lunes, 31 de Mayo de 2010

Los ciudadanos bajan más la nota a Gobierno y oposición

La puntuación global del Ejecutivo cae dos décimas desde febrero y se sitúa en el 3,8. Los conservadores se hunden por debajo de los socialistas y sólo consiguen una calificación de 3,5

PÚBLICO ·31/05/2010 - 08:30h

Las malas noticias económicas, que se han sucedido con inusitada rapidez en las últimas semanas, desde el tijeretazo del Gobierno a la probada voracidad de los mercados, ha deprimido a cotas aún más bajas el pesimismo de los ciudadanos y la desaprobación de la labor del Gobierno y de la oposición. Ambos ya se movían en la franja del suspenso, pero ambos han empeorado de nuevo sus notas. El Ejecutivo recibe una calificación de 3,8, dos décimas menos que en la última oleada del Publiscopio, en febrero. El PP sigue su carrera descendente y se precipita hasta el 3,5, cuando hace tres meses los españoles le concedían aún un 3,8.

El estudio se basa en 2.405 entrevistas, realizadas entre el 10 y el 26 de mayo. El trabajo de campo arranca, en consecuencia, con la decisiva reunión del Ecofin que forzó a España a acelerar la reducción de su déficit y concluye en la semana en la que el Ejecutivo convalidó su plan de ajuste en el Congreso. La erosión por la gestión de la crisis, la inestabilidad de los mercados y, en última instancia, el anuncio del tijeretazo al gasto que el presidente presentó en la Cámara Baja el 12 de mayo han motivado que la valoración del Gobierno se contraiga al 3,8.

Un 43% aprueba la labor del Ejecutivo y apenas un 35%, la del PP

Lógicamente, ha menguado el número de ciudadanos que conceden al Gabinete socialista un 5 o más: pasa del 46,1% de febrero al 42,7%. Los propios votantes socialistas castigan al Gabinete de José Luis Rodríguez Zapatero: la nota que le adjudicaban a principios de año (5,7) cae seis décimas. Los electores del PP le asignan 2,3 puntos, frente al 2,5 de hace unos meses.

Un descenso de siete puntos

El PP no se salva de la quema. Su rechazo a colaborar con el Gobierno le acarrea un varapalo de los ciudadanos más duro aún que el propinado al equipo de Zapatero. La gestión del PP es aprobada por el 34,9%, lo que significa que se deja desde febrero 7,4 puntos, más del doble que el presidente. Mirando los datos del revés, resulta que un 65,2% suspende la labor de la oposición. Antes era un 57,7%.

La caída del Gobierno no conlleva una subida de los conservadores

La paradoja que domina esta legislatura se ratifica otra vez. La retirada de apoyo al Gobierno no desencadena un ascenso de los conservadores. A la caída del Ejecutivo le responde una bajada del PP. Los encuestados, pues, no ven en la oposición un recambio al PSOE.

Los militantes del PP también desconfían de su partido: del 5,4 que le anotaban a comienzos de 2010 pasan en mayo al 5,2. Entre los del PSOE, el PP tampoco mejora: su valoración baja tres décimas, hasta el 2,8.

Combinando puntuaciones, se observa cómo ahora es el PP el que recaba una calificación algo más alta entre los suyos que la que obtiene el Gobierno en su nicho electoral (5,2 frente a 5,1). En febrero sucedía lo contrario.

Los ciudadanos salvan del PSOE la política social y la antiterrorista

Asimismo, la encuesta manifiesta que los votantes del PSOE son más complacientes con el jefe de la oposición que los del PP con el Ejecutivo.

Rubalcaba convence

El Publiscopio ordena la valoración que los ciudadanos hacen del Gobierno en 15 áreas de gestión. Una vez más, hay gradación: la nota bascula entre el 5,6 y el 2,8.

Los distintos institutos demoscópicos han constatado desde 2008 que entre los ministros más apreciados se alza Alfredo Pérez Rubalcaba. No extraña que la política antiterrorista reciba la nota más alta, un 5,6 sobre 10, dos décimas por encima de la calificación de febrero y cinco con respecto a la de diciembre. Esto se traduce en un 71% de aprobados. A finales de año, la cifra se situó en el 65%.

El decreto de recortes sociales que el Gobierno ha aprobado no deteriora la imagen que los entrevistados tienen de la gestión de las políticas señeras para la izquierda. Los servicios sociales, la sanidad pública y la atención a los mayores reciben un 5,3. Una décima arriba de la barrera del aprobado se quedan las obras públicas y el apoyo a la cultura.

Crece todavía más el descontento con el manejo del paro y la economía

Muy cerca del 5 se colocan el medio ambiente y la atención a las mujeres (4,9). Baja cuatro décimas la valoración de la enseñanza pública, hasta el 4,7, justo cuando se ha evidenciado el fracaso del pacto educativo por la negativa del PP. Esa nota, no obstante, ya se registró en septiembre.

Los ciudadanos sienten que el Gobierno no ha desatentido a los parados. Puntúan esa labor con un 4 exacto, cuando en febrero le daban un 3,7. Por debajo colean las políticas de inmigración (3,8), de jóvenes (3,7) y de vivienda (3,6).

La inquietud por la gestión de la crisis no para de crecer, pese a que España ya no está en recesión creció un 0,1% en el primer trimestre. Sólo uno de cada cuatro españoles aprueba las políticas económica y de empleo lideradas por Rodríguez Zapatero. La nota de ambas se hunde al 2,8, la más baja de la legislatura. Pierden una y dos décimas desde febrero, respectivamente.

Los afines al PSOE aplauden sobre todo la política antiterrorista, a la que asignan un 6,8. Aprueban todos los capítulos sociales y suspenden las políticas económicas y de empleo (3,8 y 3,7). Son las dos parcelas que generan más descontento entre las bases del PP les dan un 1,5 y un 1,8. Para los conservadores, el área que mejor funciona es la sanidad pública. Le ponen un 4,7.

Se nublan los visos de mejora de la economía

1- CRECE LA ANGUSTIA POR EL ALTO NIVEL DE DESEMPLEO
En junio de 2009, hasta un 89% de los sondeados juzgaba que la situación del empleo en España se hallaba mal o muy mal. A partir del otoño, la preocupación se fue reconduciendo. En septiembre, se redujo al 87%. En diciembre, pasó al 85%. Y en febrero dio el salto más significativo. Se contrajo cinco puntos (80%). Pero la tempestad que ha azotado la economía española en las últimas semanas, alimentada por el acoso de los especuladores, ha agigantado la angustia de los ciudadanos. El ‘Publiscopio' detecta que en mayo un 89% cree que el empleo pasa por un momento malo o muy malo. Sólo un 2% entiende que va bien o muy bien, una cifra inmutable desde hace un año.

2- UN 13% MÁS CREE QUE LA ECONOMÍA HA EMPEORADO
Cuando se pregunta por la economía en términos generales, el panorama es igualmente negativo. Un 75% juzga que marcha mal o muy mal, por un 3% más optimista. El índice ha crecido 13 puntos desde febrero, y 15 desde finales de 2009.

3-  VUELVE LA VIVIENDA
Los precios de los pisos han bajado, y ya son tres los meses de alzas ininterrumpidas en el número de hipotecas constituidas. Sin embargo, el pesimismo lo inunda todo. Eso explicaría que desde comienzos de año la preocupación por la vivienda haya crecido del 56% al 58%. Un avance de dos puntos que también ha sufrido la inmigración. Las sensaciones ganan otra vez a los datos.

4 - MÁS INCERTIDUMBRE EN LAS ÁREAS EN POSITIVO
Como ocurre en los ‘Publiscopios' desde hace un año, hay seis áreas donde los ciudadanos vuelcan su optimismo: medio ambiente, seguridad ciudadana, enseñanza, carreteras, transpor-te público y sanidad. Sin embar-go, las malas expectativas han vencido las luces en las tres primeras parcelas. En febrero, el volumen de los que veían bien o muy bien tales áreas era del 39%, 44% y 48%, respectivamente. Ahora, las cifras han bajado al 33%, 35% y 41%.

5 - AVANCES MENOS NOTABLES
Hoy son más los que creen que están mejor las carreteras (47% frente a 45%) y el transporte (52% contra 51%). La sanidad se mantiene: la ve bien un 56%.  

 

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad