Lunes, 31 de Mayo de 2010

Los limitados recursos de las arcas locales

Los ayuntamientos urgen un nuevo sistema de financiación ante la caída de sus ingresos

PÚBLICO ·31/05/2010 - 08:20h

La tormenta política provocada por la decisión del Gobierno de limitar el endeudamiento a largo plazo de los municipios (primero a partir de este año, y luego corregido para que se aplique desde el próximo 1 de enero y hasta el 31 de diciembre) ha vuelto a recordar la complicada situación financiera que atraviesan las corporaciones locales, más limitadas de recursos que las otras administraciones.

La crisis ha provocado un desplome de los ingresos públicos, que en el caso de los municipios se ha complicado más con el derrumbre del sector inmobiliario. En todas las administraciones, los impuestos ligados al ladrillo han sufrido una fuerte caída; pero los ayuntamientos, además, se venían financiando directamente a través de operaciones inmobiliarias, por lo que el daño es doble. "En los años del boom, en torno a una décima parte de los ingresos municipales procedían de la venta de suelo. Hemos venido utilizando algo extraordinario, como eran estas operaciones, como un ingreso ordinario. Y ahora nos encontramos con un agujero en nuestras cuentas sin que se haya resuelto nuestro modelo de financiación", reconoce un dirigente municipal.

Hasta ahora, un 10% de los ingresos procedían de la venta de suelo

El verano pasado, se logró un acuerdo para la reforma del sistema de financiación de las autonomías. En su momento, el Gobierno aseguró que, en paralelo a las comunidades, se iría negociando un nuevo modelo para las corporaciones locales, para que ambos se pusieran en marcha a la vez. Pero, al final, los municipios quedaron descolgados. Ahora se dice que la financiación municipal se abordará en 2011, pero muchos responsables locales temen que habrá otro retraso.

El Ejecutivo ha suplido por la vía del gasto la ausencia de un nuevo sistema de financiación local. El primer Plan E, en 2009, con 8.000 millones, permitió que algunos municipios pudieran desempolvar algunos proyectos de inversión. Este año, el segundo plan, de 5.000 millones, contempla que los ayuntamientos puedan dedicar una cuarta parte de los recursos a gasto corriente, ligado a proyectos sociales. Los responsables locales creen que sería necesaria una nueva inyección de dinero para 2011.

Muchos, y muy pequeños

La deuda total asciende a 34.594 millones, el 40% de las grandes capitales

Las corporaciones locales acumulan una deuda de 34.594 millones. Un 40% es de las 52 capitales de provincia, con Madrid a la cabeza. El resto se reparte entre 8.000 municipios de diverso tamaño y condición. Los expertos señalan que parte del problema es que el modelo atiende por igual una gran capital con centenares de miles de habitantes, que una población de apenas unos cientos de vecinos.

"Hay demasiados ayuntamientos, sobre todo pequeños: hay 3.700 municipios con menos de 500 habitantes, y, de estos un millar tiene menos de 100 habitantes. Habría que buscar fórmulas para lograr algún tipo de integración municipal, que ahorraría muchos costes", subrayan responsables municipales.

Noticias Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad