Domingo, 30 de Mayo de 2010

Sólo Boston en el camino

Los Lakers se meten en la final de la NBA al imponerse a los Phoenix Suns por 111-103

PÚBLICO.ES/EFE ·30/05/2010 - 09:35h

EFE/JOHN G. MABANGLO - Bryant celebra uno de los puntos ante los Suns.

Vuelve un clásico de la NBA. Vuelve el duelo entre Lakers y Celtics, el Madrid-Barça del baloncesto norteamericano. Un duelo que no entraba en las quinielas de los expertos para la final de este año pero que hará las delicias de los aficionados al baloncesto y del comisionado de la NBA, David Stern, tras la derrota de Lebron James y sus Cavaliers, que impidió que se viera las caras con Kobe Bryant. 

Sin embargo, ahora Bryant tendrá que luchar por otro anillo más, el segundo consecutivo, frente al rival más odiado en Los Angeles. Los Celtics de Pierce, Garnett y Allen que ya les derrotaron hace dos años. 

Antes, los Lakers han sufrido para vencer a los Phoenix Suns pero al final lo han logrado tras imponerse la pasada madrugada por 111-103 con un gran partido de Bryant, que ha liderado al equipo anotando 37 puntos, 10 de ellos desde la línea de personal. 

Como escudero ha estado el héroe del quinto partido, Ron Artest, que ha aportado 25 puntos. Gasol, por su parte, ha estado menos lucido en la anotación con tan sólo nueve puntos, aunque ha sido el segundo máximo reboteador del equipo con siete rebotes.

Los Lakers se impusieron casi de principio a fin, liderando en el descanso por 12 puntos ante unos Suns en los que destacaron como siempre Amare Stoudamire y Steve Nash. El base canadiense repartió juego (9 asistencias) y dio puntos (21) pero no fue tan importante para el equipo como casi lo fue en el quinto, donde volvió loco a Gasol en los emparejamientos, liderando la remontada de Phoenix, chafada por Artest en el último suspiro. 

Stoudamire, por su parte, volvió a ser el mejor de los de Arizona, con 27 puntos. Sin embargo no se vio acompañado por sus escuderos en el quinteto inicial, Grant Hill y Robin López. Hill sólo anotó seis puntos en los 22 minutos que dispuso en la cancha. Sólo Frye estuvo a la altura con 12 puntos, así como Richardson con 13. 

Al final fueron los californianos los que lograron la gloria de ganar el título de la Conferencia Oeste y asegurarse el pase para la gran final de la NBA. "Esta vez sí supimos ajustar nuestra defensa en los momentos decisivos y ahí se abrió el camino del triunfo", dijo Phil Jackson, entrenador de los Lakers. 

Un duelo con historia

Los Lakers afrontan ahora la final con sed de venganza tras la derrota de hace dos años ante Boston. Sin embargo, ahora las tornas han cambiado. Los Lakers son favoritos y cuentan con ventaja de campo. Enfrente un equipo como Boston liderado por un gran entrenador, Doc Rivers, que ha logrado meter por sorpresa al equipo en la lucha por el anillo. 

Boston llegan a esta final con la moral por las nubes tras merendarse a los Cavaliers de LeBron James y a los Magic de Dwight Howard en partidos durísimos. Durante la eliminatoria, Boston ha visto crecer a su base titular, Rajon Rondo, que se ha convertido en protagonista en muchos de los partidos, especialmente frente a los Cavs. 

Ahora se reeditará sobre la cancha parte de la historia de la NBA y los aficionados recordarán los míticos duelos entre Bird y Magic, entre Russell y West, en definitiva, entre las dos franquicias con más rivalidad de la mejor liga del mundo. La primera cita, el jueves día 3 a las 3 de la madrugada, hora española. 

 Ficha técnica

103 - Phoenix Suns (34+19+21+29): Nash (21), Richardson (13), López (-), Stoudemire (27), Hill (6) -cinco inicial-, Frye (12), Dudley (3), Barbosa (7), Dragic (12) y Amundson (2).

111 - Los Ángeles Lakers (37+28+28+20): Bryant (37), Fisher (11), Bynum (10), Gasol (9), Artest (25) -cinco inicial-, Odom (6), Farmar (8), Vujacic (5) y Brown (-).

Árbitros: Scott Foster, Bill Kennedy, Greg Willard. No señalaron faltas técnicas. No hubo eliminados por personales.

Incidencias: Sexto partido de las finales de la Conferencia Oeste del baloncesto profesional de la NBA, que se disputó en el US Airways Center, de Phoenix, ante 18.422 espectadores.