Domingo, 30 de Mayo de 2010

Wen Jiabao pide rebajar la tensión en la península coreana

EFE ·30/05/2010 - 05:28h

EFE - El primer ministro japonés, Yukio Hatoyama (i), estrecha la mano de su homólogo surcoreano, Chung Un-chan, durante la cumbre trilateral Corea del Sur-China-Japón de dos días que se celebra en la isla surcoreana de Jeju.

El primer ministro chino, Wen Jiabao, dijo hoy al término de la cumbre trilateral con Corea del Sur y Japón que se debe rebajar la tensión en la península coreana para evitar choques tras el incidente del buque surcoreano "Cheonan".

En la rueda de prensa conjunta, Wen dijo que China trabajará a favor de la paz y la estabilidad en la región para acabar con la tensión creada por el hundimiento del "Cheonan", que causó en marzo 46 muertes y que Corea del Sur atribuye a un ataque norcoreano.

La cumbre de dos días entre Corea del Sur, Japón y China finalizó hoy en la isla surcoreana de Jeju marcada por el aumento de la tensión entre las dos Coreas y los intentos de Seúl y Tokio para que Pekín adopte una postura crítica hacia su aliado norcoreano.

Según la agencia surcoreana Yonhap, Corea del Sur planea presentar el incidente del "Cheonan" al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas la semana próxima, para lo cual ha recibido el apoyo de Japón, mientras que China, que tiene capacidad de veto, no se ha pronunciado.

El presidente surcoreano, Lee Myung-bak, pidió que los tres países mantengan una "sabia cooperación" en relación al incidente del "Cheonan", algo con lo que coincidió el primer ministro nipón, Yukio Hatoyama, que definió el asunto como un "serio problema".

El primer ministro chino se ha mantenido cauto estos dos días de cumbre a la hora de hablar de la autoría del ataque, uno de los más graves desde que finalizó la Guerra de Corea (1950-53), pero afirmó que es "crucial rebajar la tensión para, especialmente, evitar choques".

Wen, que llegó a Corea del Sur el viernes, dijo que China mantendrá una "comunicación y coordinación apropiada" y trabajará a favor de la paz y estabilidad, ya que va en interés de su país y de todo noreste de asiático.

Lee dijo que la resolución de la crisis derivada del ataque al "Cheonan" es un "importante tarea para la comunidad internacional".

Por su parte, Hatoyama aseguró que tras estos dos días de reuniones los tres países coinciden que la gestión de la crisis con Corea del Norte, que ha negado su implicación en el hundimiento, es crucial para la estabilidad en la zona.