Domingo, 30 de Mayo de 2010

En busca del origen del hombre a ambos lados de los Pirineos

Nace un nuevo concepto de museo al aire libre que se basa en Internet

 

PATRICIA MORÉN ·30/05/2010 - 08:00h

UAB - Exterior del yacimiento neandertal de Roca del Bous.

Quiénes fueron los primeros pobladores de los Pirineos? ¿Qué costumbres tenían? ¿Y cuál es el origen del cosmos? Seis instituciones situadas a ambos lados de los Pirineos se han coordinado para responder a todas estas preguntas dentro de La Ruta de los Orígenes, un proyecto que creará muestras científicas en la frontera hispano-francesa.

"Hemos previsto actividades sobre los orígenes del universo, la vida y la humanidad que serán parecidas a ambos lados de los Pirineos", explica Salvador Ribas, director científico del Consorci del Montsec, situado en la comarca de la Noguera (Lleida), y coordinador del proyecto.

El yacimiento neandertal de Roca dels Bous será un museo

La iniciativa, en la que colaboran instituciones de España y Francia, se desplegará durante los próximos tres años. Busca instaurar un nuevo modelo turístico basado en el respeto al medio ambiente, la promoción del patrimonio histórico y natural de la cordillera pirenaica y la divulgación de los conocimientos científicos que se han generado en ella.

Uno de los proyectos es una exposición itinerante sobre los orígenes del universo que recorrerá los pueblos de la zona a partir de 2011. Además, el Parque Astronómico del Montsec usará sus equipos informáticos y cámaras astronómicas para enviar imágenes del espacio a diversos centros educativos, museos e instituciones.

Refugio neandertal

En la iniciativa colaboran instituciones de España y Francia

Otra iniciativa explorará la vida de los primeros habitantes de los Pirineos. Investigadores de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) convertirán el yacimiento de la Roca dels Bous, donde vivieron poblaciones neandertales, en un museo al aire libre.

Hace unos 39.000 años, los neandertales usaron los cobijos de roca en esta zona para crear asentamientos. Las evidencias de hogueras y las pocas herramientas y restos animales encontrados hacen pensar a los investigadores que se trataba de un lugar de paso de pequeños grupos de estos parientes del hombre actual.

El proyecto, llamado ArkeoTic, incluirá un sistema de conexión WiFi y recurrirá a tabletas electrónicas para ofrecer a los visitantes información y vídeos mientras visitan las excavaciones.

"En vez de optar por un museo clásico, donde hay una vitrina y la información no se actualiza durante años, hemos optado por este sistema, que permite modificarla día a día", explica Rafael Mora, director del equipo de la UAB que organiza ArkeoTic, que se pondrá en marcha en septiembre.

"Nos tenemos que acostumbrar a que un museo ya no es un edificio cerrado y estático, que se encuentra en las grandes ciudades, sino que puede estar al aire libre y ser flexible a nivel de contenido", detalla Mora.

El yacimiento tiene dos niveles superpuestos, de 70 metros cuadrados cada uno, donde se han encontrado los restos. Tras las obras actuales, las grandes cubetas que excavaban los neandertales en el suelo de la cueva y donde realizaban todas sus actividades cotidianas quedarán al descubierto. La colocación de pasarelas permitirá "pasear por el yacimiento, sin destrozar el patrimonio, mientras nosotros seguimos investigando", explica Mora. "Es innovador, porque habitualmente los yacimientos no son visitables", concluye el experto.

En 1993, 2.000 ovejas merinas invadieron la calle Mayor de Madrid. Dirigidos por la Fundación Global Nature, estos bóvidos recorrieron las madrileñas aceras del centro como parte de una iniciativa que buscaba restaurar las vías de la trashumancia. Tras el éxito del programa, la ONG no ha cesado su actividad y ahora, 17 años después, se ha acogido a la grulla en su más reciente plan de conservación en el embalse de Talaván (Cáceres)