Sábado, 29 de Mayo de 2010

Los partidos gastaron 67,7 millones en las últimas elecciones generales

EFE ·29/05/2010 - 10:57h

EFE - El presidente del PP, Mariano Rajoy. EFE/Archivo

Los partidos políticos gastaron en su conjunto 67,7 millones de euros en la campaña de las últimas elecciones generales de marzo de 2008, un 16,6 por ciento más que en los comicios de 2004, según detalla el preceptivo informe de fiscalización elaborado por el Tribunal de Cuentas.

Fue el PP, cuyo presidente nacional, Mariano Rajoy, ha propuesto hoy en Zaragoza reducir a la "mínima expresión" los gastos electorales de las fuerzas políticas, el partido que más dinero invirtió en las últimas generales, ya que declaró 15,5 millones por operaciones ordinarias y 7,2 millones en concepto de propaganda.

La cuantía de los gastos del PSOE -que tiene contabilidad separada del PSC- fue de 13 millones por gastos ordinarios y 6,2 millones dedicados a propaganda, según el informe emitido por el Tribunal de Cuentas y debatido en el Congreso el pasado 27 de abril.

El órgano fiscalizador detectó que el PP había superado en 15.800 euros el límite de gasto permitido, en tanto que Nafarroa Bai lo había hecho en casi 94.300 euros.

Tras el PP y el PSOE, el partido que más dinero desembolsó para hacerse con escaños en el Congreso y el Senado fue Izquierda Unida, con 1,1 millones de euros en operaciones ordinarias y 6,2 millones en envíos electorales subvencionables.

El PSC dedicó a ambos conceptos 2,5 y 1,09 millones de euros, respectivamente, en tanto que CiU destinó a estos fines 2,4 y 1,1 millones de euros; la Entesa (que agrupa en el Senado a PSC, ERC e ICV), 1,9 en gastos ordinarios y un millón en envíos; ERC, 520.000 y un millón de euros; EA, 776.800 euros; ICV, 609.000 euros y un millón y Na Bai, 318.000 euros.

Hay más partidos con los gastos electorales fiscalizados por el Tribunal de Cuentas: el BNG justificó 320.592 euros; la CHA, 290.811; Coalición Canaria, 342.000 euros; UPyD, 671.000 euros, y UPN, que concurrió junto al PP por Navarra, 224.000 y 96.600 euros.

Para hacer frente a todo este desembolso económico, las formaciones políticas tuvieron que acudir a los bancos con el propósito de conseguir financiación, hasta 44,6 millones de euros entre todos. De nuevo fue el PP la que más dinero precisó.

En concreto, el partido de Rajoy recibió unos 16,9 millones de euros de las entidades bancarias, en tanto el PSOE consiguió créditos por 14,2 millones e IU, por 3,8 millones de euros.

CiU se endeudó en 2,5 millones y el PSC sumó préstamos por valor de 1,7 millones; los partidos de la Entesa, otros 17 millones; además, ICV tuvo que pedir 1,1 millones para su candidatura al Congreso.

Precisamente este alto grado de endeudamiento de las fuerzas políticas llevó a todos los grupos parlamentarios a ponerse de acuerdo, el pasado 27 de abril, sobre la necesidad de reducir el límite máximo de gastos electorales de los partidos.

Fue en la Comisión Mixta para el Tribunal de Cuentas, donde tras estudiar el informe de fiscalización de la contabilidad electoral de 2008, los grupos aprobaron por unanimidad una resolución en la cual se llama la atención sobre la necesidad de reducir estos gastos.

Para ello, propusieron que la subcomisión parlamentaria que estudia la reforma de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) sea la encargada de revisar los límites del gasto electoral.

Además, hicieron notar el valor que tienen las nuevas tecnologías de la información para hacer llegar su mensaje a los ciudadanos y solicitaron que se acomodara el techo de gasto en publicidad en los medios de comunicación a los nuevos soportes publicitarios.