Sábado, 29 de Mayo de 2010

Los Celtics lucharán por el anillo tras vencer a los Magic

Reuters ·29/05/2010 - 10:04h

Boston contó el viernes con un enorme impulso del pequeño Nate Robinson para asegurarse una plaza en la final de la NBA al vencer a Orlando Magic por 96-84 y quedarse con el título de campeones de la Conferencia Este tras ganar la serie decisiva por 4-2.

Los Celtics, que consiguieron el anillo de la NBA hace dos años, cerraron la serie en su tercer intento después de haber ganado los tres primeros partidos y ahora se enfrentarán al vencedor del duelo entre Los Ángeles Lakers y Phoenix Suns, que deciden el título de la Conferencia Oeste.

Robinson, jugador poco habitual, se hizo cargo del equipo después que la estrella Rajon Rondo se lesionara en el segundo cuarto, e hizo vibrar a la multitud del TD Garden al anotar 13 puntos para ayudar a los Celtics a adelantarse en el partido.

"Le repetí varias veces a Nate que en algún momento él iba a ganar un partido para nosotros", dijo el técnico de Boston, Doc Rivers, sobre el guardia de 1,75 metros que fue contratado a mitad de temporada en una operación con los Knicks de Nueva York.

"Esta noche estuvo magnífico. Fue un esfuerzo de equipo. Todas las noches alguien tiene que hacer algo y esta noche fue Nate", agregó.

Alentados por el juego del rapidísimo Rondo, los Celtics lograron una ventaja de 30-19 gracias a una racha 13-3 al final del primer cuarto.

quien había anotado apenas seis puntos en total en los cinco primero partidos - se hizo cargo en el segundo cuarto y animó al público levantando sus brazos para exigir más ruido.

MÁS HAMBRE

Boston alcanzó una ventaja de 21 puntos durante el segundo cuarto, con el marcador 46-25, aunque una remontada de los Magic impulsada por Vince Carter acortó la brecha a 55-42 antes del medio tiempo.

Paul Pierce y Ray Allen ayudaron a aumentar la ventaja nuevamente en el tercer cuarto, en esta ocasión hasta 24 puntos, y Boston jugó con tranquilidad el resto del encuentro.

"Volvimos a mover la pelota, jugar bien en defensa y no permitirle lanzar triples", dijo Pierce.

Los Magic, que habían sido letales desde la larga distancia para vencer a los Celtics en Orlando, convirtieron sólo 6 de 22 intentos desde la zona de tres puntos.

Pierce lideró a Boston con 31 puntos y capturó 13 rebotes, mientras que Dwight Howard anotó 28 tantos y atrapó 12 rebotes para los Magic.

Howard, el Defensa del Año en la NBA, cree que los Celtics se mostraron con más hambre.

"Se trata de quién lo quiere más", dijo Howard. "Esos tipos jugaron como si quisieran ganar el campeonato durante toda la serie. Es por eso que están en la posición que ocupan ahora", agregó.

Los Celtics, que con 17 títulos de la NBA superan al resto de los equipos, vencieron a su eterno rival, Los Angeles Lakers, en su último paso a la final.

Los Lakers, actuales campeones, llevan una ventaja a los Suns de 3-2 en su serie en la Conferencia Oeste. El sexto partido se disputará el sábado en Phoenix.

La final de la NBA comenzará el jueves en Los Ángeles o en Phoenix.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad