Sábado, 29 de Mayo de 2010

Tira y afloja por el Archivo Histórico

El TSJM pide a Cultura que decida sobre el futuro del edificio y del contenido del AHN

PÚBLICO ·29/05/2010 - 08:00h

gabriel pecot - Documentos guardados en Salamanca.

Para el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, la sede del Archivo Histórico Nacional el colegio de San Ambrosio de Salamanca puede ser declarado Bien de Interés Cultural (BIC), impidiendo de esta manera la salida de cualquier documento de sus fondos. En una sentencia dictada el pasado día 20, la Sala de lo Contencioso Administrativo del tribunal estima la demanda de la Junta de Castilla y León y condena al Ministerio de Cultura a abrir el procedimiento administrativo para decidir si el edificio del Archivo Histórico Nacional y los fondos que custodia sobre la Guerra Civil y la dictadura franquista merecen ser declarados BIC.

En junio de 2005, la Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales del Ministerio de Cultura desestimó la petición de la Junta de Castillay León de convertir el colegio en monumento histórico, lo cual implicaría un blindaje de sus fondos. Ayer, tras inaugurar la Feria del Libro de Madrid, el director general del libro, Rogelio Blanco, aseguró que la decisión del Tribunal Supremo de Justicia "no cambia nada". Porque "ningún documento sale del Archivo Histórico sin que quede copia garantizada", añadió.

La sentencia recuerda que el edificio ya es un BIC, por ser un archivo de titularidad estatal, lo que, añade el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, "no puede impedir" la iniciación de un expediente, ya que se pide también por su contenido, los fondos documentales de la Guerra Civil. Para que un inmueble sea declarado BIC se necesita "un interés legítimo y directo" por parte del demandante, lo cual existe en el caso del Archivo para la Junta de Castilla y León, según el tribunal.

Reacción del ministerio

El Ministerio de Cultura señaló ayer en un comunicado que "realizará una lectura detallada de la sentencia". La ministra, Ángeles González-Sinde no quiso hacer ningún comentario al no tener conocimiento del documento. El ministerio recordó que "tanto el edificio como los fondos documentales del centro ya ostentan la condición de BIC", de acuerdo con la Ley del Patrimonio Histórico Español de 1985.

Por su parte, la Consejería de Cultura de la Junta de Castilla y León aseguró ayer que estará "especialmente atenta" a nuevas salidas de documentos que se puedan producir del Archivo.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad