Viernes, 28 de Mayo de 2010

La boda convertida en ejercicio militar

Militares usan aeronaves del Ejército con fines personales

I. A ·28/05/2010 - 22:00h

Helicóptero del Ejército el pasado sábado en la isla de Formentera.

"Ceremonia, cocktail banquete y transporte, todo incluido". La invitación de la boda que un teniente del Ejército del Aire celebró el pasado sábado en Formentera por todo lo alto, contó con la inestimable ayuda de varios militares, que se encargaron de convertir el casamiento en un acontecimiento único.

ERC se pregunta si el Gobierno incluye los traslados a bodas entre sus objetivos

Los invitados viajaron desde Palma de Mallorca hasta la isla de Formentera, donde se celebró la exclusiva boda. Y no lo hicieron en barco ni en vuelo chárter. Se desplazaron en al menos dos aeronaves militares, en concreto, en un helicóptero HD-19 Puma y un Aviocar C-212.

Fuentes de Defensa confirmaron este viernes la "apertura de expediente disciplinario" a "varios militares", por un "uso indebido" de estos dos vehículos. Desde el departamentoque dirige Carme Chacón no especificaron ni los motivos de la sanción, ni el número de sancionados.

Pero la prensa local ya ha puesto nombre y apellidos a los militares que participaron en esa peculiar maniobra con manifiestos intereses particulares. En su edición del viernes, el Diario de Ibiza apunta que ya se han producido al menos dos arrestos por lo ocurrido. El rotativo señaló que el Ejército del Aire ha detenido al piloto del helicóptero que desplazó a los invitados a la boda de una isla a otra, así como al teniente coronel Fernando Delgado, jefe del 801 Escuadrón del Ejército del Aire, y por lo tanto, máximo responsable del servicio de búsqueda y salvamento de Mallorca.

Defensa afirma que se produjo un "uso indebido" de dos aeronaves

Desde Defensa ni confirmaron ni desmintieron la identidad de los sancionados y eludieron aclarar los detalles de lo sucedido, aunque explicaron que "las autoridades competentes están investigándolo".

Según las pesquisas de los periodistas formenterenses, en el traslado de los invitados al exclusivo enlace también participó un avión CN-235, aunque tampoco lo confirman desde el departamento que dirige Chacón. En total, se habrían producido 14 vuelos entre Palma de Mallorca, Ibiza y Formentera.

El polémico traslado ya ha revolucionado a la clase política de todo el Estado. El diputado del PP por Baleares, Enrique Fajarnés, anunció que su grupo registrará una serie de preguntas parlamentarias al Gobierno para que aclare este asunto. ERC ya las ha presentado. "¿Incluye el Ejército del Aire entre sus objetivos el traslado de civiles y militares a bodas, bautizos y comuniones?", se cuestionan los independentistas catalanes. "¿No piensa el Gobierno que, ante la situación de crisis, una de las medidas que tendría que adoptar es la racionalización de gastos del Ministerio de Defensa", agregan.

Denuncia vecinal

El acontecimiento ha provocado tal revuelo en las islas que ya es conocido como la boda de Formentera o la operación Boda. Los vecinos de la idílica isla con los que contactó este diario confirmaron haber visto bajar del helicóptero a "personas engalanadas" que, según indicaron, iban vestidas "de civiles". Ellos mismos alertaron a los medios de la presencia de las aeronaves militares en la isla, cerca de un lujoso hotel con acceso a la playa de Migjorn, en Ca Mari, donde tuvo lugar el convite. Sus fotos sirvieron al propio Ministerio de Defensa para iniciar la investigación.

 

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad