Viernes, 28 de Mayo de 2010

Fitch rebaja un escalón la calificación de España

La agencia rebaja la calificación de la deuda española de AAA a AA positivo. Standard&Poor's ya bajó la nota de España el pasado abril

B.C.B ·28/05/2010 - 18:41h

La agencia de calificación de crédito Fitch, la tercera del mundo, privó este viernes a la deuda española de la máxima calificación en solvencia (AAA). Fich deja a España en AA+, lo que viene a ser un sobresaliente en solvencia frente a la matrícula de honor de la triple A. Sin embargo, la bajada de escalón, justo después de la aprobación del plan de ajuste, supone un fuerte golpe para la imagen de la deuda en el exterior, ya que muchos fondos de inversión tienen como criterio de compra la deuda que tenga la máxima nota.

Con la rebaja de Fitch, sólo Moody's, la segunda agencia en importancia, conserva la máxima nota para España. Standard and Poor's, líder en el sector, destronó a la deuda española en enero de 2009, y luego le arrebató incluso el signo positivo el pasado 28 de abril, lo que relegó la solvencia española a "notable alto", según estos criterios.

Una calificación de AA+ no pone en entredicho la capacidad de devolver el crédito por parte de España, pero refleja las dudas de las agencias sobre la marcha de la economía. "La rebaja muestra nuestra idea de que el proceso de ajuste reducirá el sector privado y la financiación exterior menguará la tasa de crecimiento en el medio plazo", asegura el director para Europa de la firma. "Pese a que el nivel de deuda pública y los costes asociados siguen en el nivel de AAA, anticipamos que el ajuste será más prolongado y difícil que para otras economías con la máxima nota, razón por la que decidimos rebajársela a España", justifica el comunicado oficial.

La agencia entiende que la estrategia de consolidación fiscal "es firme" y el compromiso por reducir el déficit "fuerte" pero teme que la inflexibilidad del mercado laboral y la reestructuración de las cajas de ahorros dificulte el proceso, sobre todo, por las repercusiones del sector inmobiliario.

Sin embargo, la propia agencia reconoce que los costes de reestructuración las cajas no alcanzarán a agotar los recursos del FROB. Hay otros aspectos positivos para, en opinión de Fitch, mantener un perfil de fuerte solvencia, como la "diversificación" de la economía española y la "salud" de su núcleo financiero, así como una relativamente alta tasa de ahorro y un buen historial en gestión de las finanzas públicas. Por eso, la perspectiva en la que queda la nota es "estable", y no se esperan más cambios.

La decisión de rebajar la calificación de la deuda, arrastró al sector financiero, cuya deuda avalada por el Estado también pasa a ser AA+.


¿Quién califica a las agencias de calificación?

Las últimas semanas los mercados financieros han reaccionado castigando duramente a las economías señaladas por las agencias de calificación de riegos. Esto ha puesto en duda el control existente a la labor que desempeñan y sobre todo a los intereses que puede haber detrás de un cambio de calificación realizado por unas agencias que sin embargo no previeron el riesgo de las hipotecas basura, por ejemplo. La Comisión Europea propondrá el próximo miércoles 2 de junio endurecer la norma que regula estas agencias con el objetivo de reforzar los controles y aumentar la transparencia y la competencia en el sector.

Los líderes europeos han acusado a las agencias de calificación de agravar la crisis de endeudamiento de la eurozona por haber degradado simultáneamente la nota de la deuda de Grecia, Portugal y España. "No es normal que estas agencias, que tienen un papel tan importante, sean tan poco numerosas y estén en tan pocas manos. Debemos aumentar la competencia y la diversidad de sus herramientas", ha repetido el nuevo comisario de Mercado Interior Barnier las últimas semanas.

En la actualidad, son tres las agencias que dominan el mercado: Standard & Poor's, Moody's y Fitch.

Noticias Relacionadas