Viernes, 28 de Mayo de 2010

¿A quien culpar por la gripe? Estudio dice que quizás a EEUU

Reuters ·28/05/2010 - 12:03h

Estados Unidos podría brindar terreno de incubación para algunas cepas de influenza, ayudándolas a migrar a climas más cálidos, dijeron el jueves investigadores de Estados Unidos.

Durante muchos años, investigadores asumieron que las cepas de la gripe se producían principalmente en China y el sudeste de Asia.

Pero un equipo de la Universidad de Michigan, del Instituto Médico Howard Hughes y de la Universidad Estatal de Florida descubrió que no todas las cepas de influenza que circulan en Norteamérica mueren al final de la temporada de gripe.

Algunas de ellas parecen dirigirse a Sudamérica, y otras migran aún más lejos, reportaron. Lo que podría haber ocurrido con la pandemia de gripe humana H1N1, agregaron.

"Descubrimos que aunque China y el sudeste de Asia juegan el mayor papel en la red de inmigración de la influenza A, las regiones templadas -especialmente Estados Unidos- también realizan importantes contribuciones", dijo Trevor Bedford de la Universidad de Michigan, cuyo estudio aparece en la revista PLoS Pathogens de la Biblioteca Pública de Ciencia.

El y sus colegas probaron secuencias genéticas de virus de influenza estacional recolectados de pacientes de todo el mundo entre 1998 y 2009. Ellos construyeron una especie de árbol familiar, un mapa de las relaciones entre los virus.

La nueva comprensión de la influenza podría requerir que los funcionarios de salud pública cambien algunas de sus estrategias para lugar contra la gripe, dijeron.

Por ejemplo, el uso agresivo de medicamentos antivirales como el Tamiflu de Roche AG podría promover la resistencia a las drogas si las cepas de la influenza nunca se extinguen realmente en Estados Unidos.

"Nosotros descubrimos, por ejemplo, que Sudamérica recibe casi toda su gripe de Norteamérica", dijo Bedford en un comunicado.

"Esto sugiere que en lugar de dar a Sudamérica la misma vacuna que recibe el resto del mundo, uno podría construir una vacuna a partir preferentemente de las cepas que circulaban en Norteamérica en las temporadas anteriores", agregó.

Los hallazgos también podrían ser utilizados para mantener un mejor registro del desplazamiento de las cepas de influenza, dijo el equipo.

"Al hacer este tipo de investigación, nos formamos una idea más clara de dónde en el mundo proviene en realidad la influenza. Sabemos que principalmente es del sudeste de Asia, pero ahora vemos que puede venir de regiones templadas también, así que nuestra vigilancia debe volverse más global", dijo Bedford.

Los primeros casos de influenza humana H1N1 fueron diagnosticados en Estados Unidos. Expertos aún no están seguros de dónde se originó, pero análisis genéticos sugieren que provino de cerdos y que había estado circulando durante varios años antes de que fuese detectada.