Viernes, 28 de Mayo de 2010

Montilla: "El empleado público debe aportar la parte que le toca"

El presidente catalán avanza un "plan de simplificación" de las administraciones, en el marco del ahorro público

PUBLICO. ES / AGENCIAS ·28/05/2010 - 11:17h

El presidente de la Generalitat catalana, José Montilla, ha defendido que "ningún empleado público debe perder su trabajo, pero sí aportar la parte que le toca" en el marco del sacrificio general para afrontar la crisis con "contención, ajustes y reformas".

Con todo, en la sesión inaugural de la XXVI Reunión del Cercle d'Economia, sí que avanzó que el Govern está ultimando un "plan de simplificación" de la administración que supondrá la "fusión e integración" de múltiples entidades participadas por la Generalitat catalana.

El president ha advertido que "también habrá que generar nuevos ingresos, y hay que asumir que será inevitable un aumento de la presión fiscal, en especial sobre las personas con más poder adquisitivo", con lo que ha apuntado a una subida de impuestos dentro del paquete de medidas que la Generalitat acabará aprobando.

El ajuste fiscal "implicará -ha dicho Montilla- que se retardará el ritmo de algunas infraestructuras", y ha recordado que ha sido su gobierno "el que ha revolucionado la inversión en infraestructuras en Cataluña".

Añadió que el año pasado se amortizaron 800 plazas de personal de servicios de la Generalitat catalana, y este año 1.000, según consta en los Presupuestos de la Generalitat. "No hemos despedido a nadie, pero no se han cubierto vacantes", dijo.

Mantener el Estado del Bienestar

Destacó que la Generalitat catalana pretende mantener el Estado del Bienestar, pero que para ello es necesario asegurar su financiación. Como ejemplo, abogó por "abordar cómo garantizar las prestaciones en salud aplicando medidas de los países más avanzados de Europa en esta materia".

"La Generalitat está predicando con el ejemplo en el recorte de gastos"

Asimismo, señaló que la ralentización de aplicación de políticas sociales como la Ley de Dependencia "no quiere decir desistir o revertir las conquistas conseguidas", sino "racionalizar" los recursos en la situación actual.

Defendió que la Generalitat catalana está "predicando con el ejemplo" en el recorte de gastos, y repasó que en el último trimestre de 2007 ya hizo un recorte en el gasto con una congelación de crédito de más de 400 millones, y que fue pionera lanzando el primer paquete de medidas anticrisis en abril de 2008.