Lunes, 31 de Mayo de 2010

Del Ártico a Sonora

Una exposición en el Museo Barbier-Mueller de Arte Precolombino de Barcelona muestra 80 piezas de las culturas nativas norteamericanas.

PÚBLICO ·31/05/2010 - 09:40h

EFE/Marta Pérez - "Rastros del Norte" reúne 80 piezas representativas de las antiguas culturas de Norteamérica /

Rastros del Norte. Norteamérica antigua propone un recorrido por los pueblos que habitaron el territorio que hoy corresponde a Canadá, Estados Unidos y México, a través de 80 piezas representativas de aquellas culturas. Desde la región más al norte de Canadá hasta el sur de México, el viaje resulta asombroso: inuit, tlinglit, haida, ojibwa, iroquesa, cherokee, apache, hopi, navajo, zuñi, sioux, mogollón, anasazi, salado, casas grandes, mixteca, azteca y maya, son los pueblos y culturas representadas en un periplo apasionante que atraviesa toda América del Norte.

Las piezas mostradas en la exposición, que permanecerá abierta hasta abril de 2011, pretenden explicar Norteamérica de manera completa, sin divisiones administrativas, siguiendo los espacios y tiempos que ocuparon aquellos pueblos. Las diferencias entre ellos vienen marcadas por el hábitat en el que vivían. No es lo mismo vivir en el Ártico que vivir en el desierto de Sonora. Pero la historia les hizo compartir un elemento común: todos experimentaron un rápido y radical cambio de estilo de vida en pocas décadas, tras la llegada de los europeos y la introducción de nuevas herramientas y del caballo.

Lejos de ser una exposición puramente arqueológica, Rastros del Norte presenta las piezas como verdaderas obras de arte, en una escenografía que resalta su inagotable belleza.

La exposición se ha estructurado por regiones culturales: el Ártico, la Costa Noroeste, los Bosques Orientales, las Praderas, el Oeste y Mesoamérica. En la zona del Ártico, que comprende desde Alaska hasta Groenlandia, pasando por Canadá, vivían los inuit, quienes construyeron artefactos muy especializados, como las lámparas de grasa de ballena, los trineos tirados por perros y las grandes embarcaciones, llamadas umiaks, que utilizaban para la caza de las ballenas.

Las culturas de la Costa Noroeste se distinguen de otras por la ceremonia potlatch, en la que se ofrendaban bienes de gran valor para la comunidad. También destacan por sus exquisitas tallas decorativas, habilidad que aplicaron tanto en sus postes totémicos como en los de las casas, embarcaciones, máscaras y utensilios y objetos cotidianos.

Los habitantes de los bosques templados de los actuales EEUU construían túmulos para enterramientos. En la región del Mississippi, los asentamientos fueron verdaderas ciudades que contenían montículos-templo de influencia mexicana. En las praderas del centro del continente, las casas eran sólidas construcciones rectangulares que se distribuían a lo largo de los ríos, pero este sistema de vida cambió, convirtiéndose en tribus nómadas a caballo que habitaban en tipis.

En la zona de Mesoamérica, que comprende el área del actual México y una parte de América Central, los habitantes de estos pueblos vivían en ciudades y pueblos con pirámides y templos, y con evidencias de un alto nivel de civilización.

Rastros del Norte. Norteamérica antigua
Museo Barbier-Mueller de Arte Precolombino
Hasta abril 2011
Montcada, 14. 08003 Barcelona.
Tel. 93 310 45 16.
Webs:
http://www.amigosprecolombino.es
http://www.barbier-mueller.ch

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad