Jueves, 27 de Mayo de 2010

Para FDA, fármacos para reflujo aumentan el riesgo de fractura

Reuters ·27/05/2010 - 18:53h

Reguladores de salud de Estados Unidos advirtieron a médicos y pacientes sobre un aumento del riesgo de sufrir fracturas de cadera, muñeca y columna cuando se usan dosis altas o prolongadas de un tipo muy común de fármacos para controlar la cantidad de ácido en el estómago.

Se trata de los inhibidores de la bomba de protones, que incluyen marcas como Nexium, de AstraZeneca, y Prilosec, un genérico de venta libre del mismo laboratorio que tiene una potencia más baja en su dosificación.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) anunció que los estudios sugieren que el uso de esos fármacos durante un año o más, o en dosis altas, elevaría el riesgo de sufrir fracturas óseas.

La FDA aseguró que se modificarán las etiquetas del envoltorio para advertir sobre ese problema.

"Dado que mucha gente usa esos fármacos, es importante saber que pueden ser riesgosos", declaró en un comunicado Joyce Korvick, directora adjunta de seguridad de la División de Productos para Gastroenterología de la FDA.

"Al recetar inhibidores de la bomba de protones, los médicos deberían tener en cuenta la efectividad de una dosis más baja o por un tiempo no tan prolongado", dijo Korvick.

Asimismo, la FDA recomendó a los médicos y a los pacientes comparar los riesgos con los beneficios del tratamiento.

Otros inhibidores de la bomba de protones que se usan para tratar la acidez estomacal, llamada enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE), son Protonix, Aciphex (Johnson & Johnson) y Prevacid (Novartis), de venta libre.

La FDA solicitó que los consumidores informen los efectos adversos u otros problemas con esos productos al programa MedWatch Adverse Event Reporting en internet (www.fda.gov/MedWatch) o por teléfono al 800-332-1088.