Jueves, 27 de Mayo de 2010

Casas fija para antes del verano el fallo del Estatut

El TC rechaza la petición del Parlament de declararse incompetente para dictar sentencia

Á. V. ·27/05/2010 - 18:50h

La presidenta del Tribunal Constitucional (TC), María Emilia Casas, da por seguro que habrá sentencia del Estatut de Catalunya antes del verano, según explicó a un grupo de periodistas, informa Europa Press. Su propuesta es el séptimo intento del alto tribunal para dictar sentencia antes de verse obligado a poner en práctica la opción de la votación precepto por precepto, que se ha descartado de momento por las dificultades que plantea a la hora de redactar la resolución definitiva.

Durante una recepción el miércoles por la noche, la presidenta del TC fue preguntada sobre si considera factible que haya pronto fallo del Estatut y respondió que será antes del verano. "Seguro que hay sentencia", afirmó.

La presidenta se muestra confiada en que saldrá adelante su borrador

La presidenta del TC está convencida de que prosperará el borrador en el que está trabajando desde el pasado 19 de mayo, cuando el vicepresidente, Guillermo Jiménez, renunció a la ponencia al no haber recabado el número de apoyos suficiente. Para ello será imprescindible que Manuel Aragón, nombrado a propuesta del Gobierno, vote con los otros cuatro magistrados considerados progresistas. Entonces la resolución saldrá adelante con el voto de calidad de la presidenta.

El borrador de Jiménez sólo podía salir adelante, precisamente, si Aragón lo apoyaba junto a los seis magistrados más contrarios al Estatut.

En caso de que el intento de Casas de dictar sentencia tampoco obtenga los apoyos necesarios, según la presidenta, la sentencia se redactará tras una votación realizada precepto por precepto. Una opción, solicitada desde hace tiempo por cuatro de los magistrados conservadores del TC, pero que de momento se había descartado por la dificultad que acarrea el sistema, al ser realizada en función de los apoyos que tiene cada artículo impugnado. El PP en su recurso cuestionó la constitucionalidad de 112 artículos y 12 disposiciones del texto catalán.

Casas está dispuesta a que in extremis se vote artículo por artículo

Varios votos discrepantes

Podría darse el caso de que los símbolos nacionales fueran declarados inconstitucionales por seis votos frente a cuatro y el siguiente artículo impugnado se considerase constitucional por idéntica proporción, lo que implica que la resolución tendría que ir acompañada de numerosos votos particulares.

La confirmación nada habitual por parte de la presidenta de que en breve habrá un fallo sobre la reforma estatutaria se produce la misma semana en que el president de la Generalitat de Catalunya, José Montilla, pidió al Senado que reactive urgentemente la renovación del alto tribunal.

El martes, la Generalitat y el Parlament catalán presentaron sendos informes jurídicos para que el TC se declarara incompetente. El Govern lo interpuso sólo en el procedimiento abierto por el recurso del PP, mientras que la Cámara lo hizo en ese, en el del Defensor del Pueblo y en los presentados por cinco comunidades autónomas.

Por eso, el pleno del Constitucional dictó ayer ocho providencias para rechazar la petición. En ellas declara que "no ha lugar" y recuerda el artículo 17.2 de su ley orgánica reguladora, que señala que sus magistrados "continuarán en el ejercicio de sus funciones hasta que hayan tomado posesión quienes hubieren de sucederles". Es decir, que seguirán desempeñando la labor para la que fueron designados hasta que los dos grandes partidos logren un consenso suficiente para nombrar a sus sustitutos.

Cuatro de los 12 magistrados del TC debían haber sido renovados en diciembre de 2007 y existe la vacante que produjo el fallecimiento de Roberto García Calvo en 2008.

Noticias Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad