Jueves, 27 de Mayo de 2010

El vertido de crudo, de momento, ha parado, según la Guardia Costera

EFE ·27/05/2010 - 06:15h

EFE - Aspecto de hierba, petróleo y dispersantes en la superficie del agua en el Golfo de México. El vertido de crudo del Deepwater Horizon continúa extendiéndose afectando a pescadores y al turismo a lo largo de la costas de Louisiana y Alabama.

El comandante de la Guardia Costera de EE.UU., Thad Allen, dijo hoy que la complicada operación de sellado del pozo de British Petroleum está funcionando y, de momento, se ha frenado la fuga de crudo.

En declaraciones a la emisora de radio WWL, Allen explicó que, por primera vez desde que se hundió la plataforma petrolera de BP en el Golfo de México, el 22 de abril, no se está filtrando crudo al mar.

"Han parado la salida de los hidrocarburos. Han podido estabilizar la salida del pozo", dijo hoy a la emisora.

British Petroleum inicio el miércoles el procedimiento para intentar sellar la fuga con la inyección de lodo y cemento, una operación que nunca se ha realizado a la gran profundidad a la que está la tubería abierta, más de 1.500 metros.

El procedimiento, conocido como "top kill" fue autorizado por la Guardia Costera ayer mismo, después de que se retrasara durante varias horas debido a dudas planteadas por los científicos que asesoran al Gobierno Federal.

BP ha advertido de que tardará algunos días en determinar si la operación finalmente funciona.

No obstante, el comandante de la Guardia Costera ha anunciado ya que el vertido se ha frenado. La incógnita que planea sobre la operación es si el lodo y el cemento inyectado serán capaces de contener la salida de petróleo y gas natural.

Si fuera así, explicó a la emisora, se podría sellar el pozo.

"El objetivo es inyectar el suficiente lodo en el pozo como para frenar la presión de salida de los hidrocarburos, y entonces poder sellar el pozo con cemento", indicó.