Jueves, 27 de Mayo de 2010

Touraine y Bauman, Príncipe de Asturias de Humanidades

Reuters ·27/05/2010 - 13:27h

Los sociólogos Alain Touraine y Zygmunt Bauman fueron galardonados el jueves con el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades 2010 por ayudar a entender el mundo actual mediante su análisis de las transformaciones de las estructuras sociales contemporáneas.

"Estos dos representantes de la más brillante tradición intelectual del pensamiento europeo han creado, independientemente el uno del otro, instrumentos conceptuales singularmente valiosos para entender el cambiante y acelerado mundo en el que vivimos", dijo el jurado reunido en Oviedo.

La obra de Touraine, historiador y sociólogo francés, está centrada en la sociedad post-industrial, un concepto de creación propia.

Touraine inició su labor académica analizando la sociología del trabajo y la conciencia laboral, para después centrarse en el análisis de los movimientos sociales, desde Mayo del 68 hasta los alzamientos militares en Iberoamérica.

Posteriormente se centró en la labor del individuo como agente de los movimientos sociales, se opuso a las políticas neoliberales de los 90 y es partidario de impulsar un nuevo movimiento social frente a la globalización.

"Mi meta siempre fue rescatar el concepto de sujeto, pero no de manera filosófica, sino a través del conocimiento directo de los movimientos colectivos en los cuales se manifiesta el anhelo de defender ?su derecho a tener derechos'", dijo Touraine en un comunicado en el que agradeció el galardón.

Por su parte, Bauman, sociólogo y profesor universitario de origen polaco y nacionalidad británica, ha acuñado el término de "modernidad líquida", que da título a una de sus obras y que define los tiempos actuales como una era de cambio y movimiento constante.

Sus teorías sobre la era actual, en la que el hombre está huérfano de referencias consistentes y los conceptos son más inestables que nunca, han inspirado a los movimientos antiglobalización. Bauman obtuvo el reconocimiento internacional por su análisis de los vínculos entre la modernidad, el nazismo y el comunismo posmoderno.

En un comunicado, el sociólogo británico agradeció la confianza expresada por la Fundación Príncipe de Asturias a "mi modesta contribución a nuestra autoconciencia humana conjunta".

Este año concurrían al premio de Comunicación y Humanidades un total de 23 candidaturas procedentes de Colombia, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón, Líbano, Marruecos, México, Polonia, Reino Unido, Uruguay, Venezuela y España.

Este es el tercer galardón que concede este año la Fundación Príncipe de Asturias, tras el de Ciencias Sociales para el equipo arqueológico de los guerreros de Xian y el de las Artes para el escultor estadounidense Richard Serra. Aún quedan, por tanto, otros cinco por conocerse.

Los premios se entregan en otoño en una solemne ceremonia presidida por los Príncipes de Asturias.

Cada uno de estos premios está dotado con 50.000 euros, la escultura creada y donada expresamente por Joan Miró para estos galardones, un diploma y una insignia acreditativos.