Jueves, 27 de Mayo de 2010

Diplomacia y economía centran la doctrina de seguridad de Obama

Reuters ·27/05/2010 - 11:41h

El Gobierno de Obama desveló el jueves una nueva doctrina de seguridad nacional que apuesta por combinar el compromiso diplomático y la disciplina económica con la potencia militar para reforzar la posición de Estados Unidos en el mundo.

En una ruptura formal de la era unilateralista de Bush, la estrategia del presidente Barack Obama opta por ampliar la cooperación más allá de los aliados tradicionales de Estados Unidos y abarcar a potencias emergentes como China e India para compartir la carga internacional, según extractos del documento obtenidos por Reuters.

Ante una economía en dificultades y déficits récord, la Administración también reconoció que reforzar el crecimiento económico y poner orden en la situación fiscal del país serían importantes prioridades de la seguridad nacional.

"En el centro de nuestros esfuerzos está un compromiso para renovar nuestra economía, que funciona como la fuente de la potencia americana", dijo la amplia declaración de política.

La primera declaración oficial de Obama sobre sus objetivos de seguridad nacional, que será desvelada en su totalidad el jueves, omitió intencionadamente la política de George W. Bush de la guerra preventiva que distanció a algunos aliados de Estados Unidos.

Trazando su visión para mantener el país seguro mientras libra guerras en Afganistán e Irak, el documento formalizó el propósito de Obama de hacer hincapié en la diplomacia multilateral frente al poderío militar mientras trata de reconfigurar el orden mundial.

una velada referencia a Irán y Corea del Norte - pero amenazó con aislarlos si continuaban desafiando las normas internacionales.

La Estrategia de Seguridad Nacional, exigida por ley a cada presidente, suele ser una simple reafirmación de posiciones existentes, pero es considerada importante porque pude influir en presupuestos y legislación y es seguida muy de cerca internacionalmente.

BUSCA UN "CAMINO FISCALMENTE SOSTENIBLE"

Obama, que asumió el cargo en medio de la peor crisis financiera desde la década de 1930, adoptó una posición más clara que cualquiera de sus predecesores a la hora de delinear la relación entre la salud económica de Estados Unidos y su estatura internacional.

"Debemos renovar las bases de la fortaleza de América", dijo el documento, defendiendo que un crecimiento económico sostenido depende en colocar al país en un "camino fiscalmente sostenible" y también instando a reducir la dependencia en fuentes petrolíferas extranjeras.

Bush utilizó su primera declaración de política en 2002 para defender el derecho a adoptar medidas militares unilaterales y preventivas contra países y grupos terroristas considerados una amenaza para Estados Unidos tras los atentados del 11 de septiembre de 2001.

El plan de Obama distanció implícitamente a su Administración de lo que se llamó la 'Doctrina Bush' y avaló la invasión de Irak liderada por Estados Unidos en 2003.