Jueves, 27 de Mayo de 2010

Caja Extremadura dice que la integración en el SIP no conllevará cambios traumáticos

EFE ·27/05/2010 - 11:31h

EFE - El presidente ejecutivo de Caja Extremadura, Víctor Bravo. EFE/Archivo

El presidente de Caja Extremadura, Víctor Bravo, ha asegurado hoy que la "fusión fría" acordada con Caja de Ahorros del Mediterráneo, Cajastur y Caja Cantabria no conllevará pérdida de puestos de trabajo "ni cambios traumáticos" en la plantilla de la entidad financiera extremeña.

En una rueda de prensa celebrada esta mañana, Bravo ha señalado que aunque todavía existen detalles en la operación por cerrar, a él y los miembros del Consejo de Administración les gustaría que la entidad financiera resultante, fuera "una agrupación de cajas en lugar de un banco", pero que en cualquier caso, "las cajas somos los dueños del banco y no al revés".

Asimismo ha afirmado que el Sistema Institucional de Protección (SIP) acordado entre las tres instituciones, que engloba también a Caja Castilla la Mancha, ha acordado acudir al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), "no por una necesidad, sino por un reforzamiento de nuestra solvencia y por límites temporales".

El Consejo de Administración de Caja de Extremadura aprobó ayer por la tarde, por unanimidad, la puesta en marcha de un Sistema Institucional de Protección (SIP), que dará lugar al tercer grupo de cajas y al quinto del sector financiero en España.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad