Jueves, 27 de Mayo de 2010

DATOS - Extractos de algunos países del informe de Amnistía

Reuters ·27/05/2010 - 07:31h

Amnistía Internacional publicó el jueves su informe anual sobre "El Estado de los Derechos Humanos en el Mundo". A continuación, extractos del reporte sobre algunos países seleccionados.

"Continuaron las denuncias de tortura y otros malos tratos a manos de funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, aunque su número disminuyó, según informes, en las comisarías de policía donde se habían instalado sistemas de circuito cerrado de televisión. (...) El grupo armado vasco Euskadi Ta Askatasuna (ETA) prosiguió su campaña de violencia y se atribuyó la autoría de dos homicidios. (...) Se avanzó poco en la investigación de desapariciones forzadas y fosas comunes relacionadas con la Guerra Civil y el régimen de Franco. Las medidas adoptadas por el Gobierno para abordar el racismo fueron insuficientes. La aplicación de la jurisdicción universal por delitos internacionales quedó restringida tras una reforma legislativa.

"El pueblo afgano seguía sufriendo extendidas violaciones a los derechos humanos (...) El acceso a la salud, educación y ayuda humanitaria están deteriorados, particularmente en el sudeste del país, debido al creciente conflicto armado entre fuerzas internacionales y afganas con los talibanes y otros grupos armados".

"Las autoridades seguían endureciendo las restricciones a la libertad de expresión, asamblea y asociación debido parcialmente a las sensibilidades que rodean una serie de aniversarios históricos, contando el aniversario número 60 de la República Popular el 1 de octubre. Defensores de derechos humanos fueron detenidos, procesados, retenidos bajo arresto domiciliario y objeto de desaparición forzada. Seguían en vigor controles generales sobre Internet y los medios".

"El conflicto armado interno seguía teniendo consecuencias devastadoras sobre la población civil, con un impacto particularmente fuerte sobre las comunidades indígenas. Todas las partes en guerra -incluyendo las fuerzas de seguridad, grupos de guerrillas y grupos paramilitares- eran responsables de serios abusos a los derechos humanos".

"Una intensificada represión a las manifestaciones políticas precedieron y, particularmente, siguieron a las elecciones presidenciales en junio (...) Las fuerzas de seguridad, notablemente los paramilitares Basij, utilizaron fuerza excesiva contra los manifestantes; decenas de personas murieron (...) Las autoridades suprimieron la libertad de expresión hasta un nivel inédito, bloqueando las redes telefónicas móviles y terrestres y las comunicaciones de Internet. Muchas más de 5.000 personas habían sido detenidas a finales de año. Muchas fueron torturadas, incluyendo a algunas que acusaron ser violadas durante su detención, o maltratadas de otra forma. Algunas murieron a causa de las heridas".

"Fuerzas gubernamentales y grupos políticos armados siguieron cometiendo grandes abusos a los derechos humanos, pese a que el nivel total de violencia era menor que en los años anteriores. Miles de civiles murieron o fueron gravemente heridos en ataques suicidas o con bombas de grupos políticos armados. El Gobierno y la Fuerza Multinacional liderada por Estados Unidos seguían reteniendo a miles de detenidos sin cargos por razones de seguridad, algunos después de varios años, pero liberaron a otros miles".

"Fuerzas israelíes cometieron crímenes de guerra y otras graves infracciones al derecho internacional en la Franja de Gaza durante una ofensiva militar de 22 días llamada 'operación Plomo Fundido' que terminó el 18 de enero (2009). Entre otras cosas, llevaron a cabo ataques indiscriminados y desproporcionados contra civiles, atacaron y mataron a personal médico, utilizaron a civiles palestinos como 'escudos humanos', y dispararon indiscriminadamente fósforo blanco sobre zonas residenciales densamente pobladas. Más de 1.380 palestinos, contando más de 330 niños y otros cientos de civiles, murieron".

"Durante la 'operación Plomo Fundido (...) fuerzas de Hamás y milicias en la Franja de Gaza siguieron disparando indiscriminadamente cohetes y morteros hacia Israel, y en Gaza secuestraron a opositores políticos y ex detenidos sospechosos de haber 'colaborado' con servicios de inteligencia israelí; algunos fueron ejecutados sumariamente, otros fueron golpeados o recibieron disparos en las piernas".

"Continuaron los extendidos abusos a los derechos humanos por parte del Gobierno y grupos armados. El conflicto en Darfur fue menos intenso que en años anteriores, pero aún así continuó con ataques a convoyes humanitarias y civiles entre las violaciones a la ley humanitaria internacional cometidas por todas las partes del conflicto. Cientos de civiles murieron. La violencia contra mujeres, contando las violaciones, seguía siendo común".

"Siguieron apareciendo informes que implican al Reino Unido en graves violaciones de los derechos humanos de personas retenidas en el exterior. Los llamamientos a investigaciones independientes sobre el papel del Reino Unido en estas violaciones seguían sin respuesta (...) La aplicación de medidas adoptadas con el declarado fin de contrarrestar el terrorismo llevaron a violaciones de derechos humanos, incluyendo procedimientos judiciales injustos".

"Ciento noventa y ocho detenidos seguían retenidos en el centro de detención en Guantánamo a finales de 2009, pese a un compromiso del nuevo Gobierno de cerrar las instalaciones para el 22 de enero de 2010 (...) Aparecieron mayores detalles de tortura y otros maltratos a reos del programa secreto de detención de la Agencia Central de inteligencia, finalizado por el presidente Obama".