Jueves, 27 de Mayo de 2010

Amnistía reclama que haya cámaras en las comisarías

Su informe anual sobre derechos humanos denuncia por primera vez el maltrato en centros de menores en España

SUSANA HIDALGO ·27/05/2010 - 01:00h

Cámara instalada en la comisaría catalana deLes Corts.EFE

El último informe sobre los derechos humanos en el mundo que cada año elabora Amnistía Internacional (AI) deja en bastante mal lugar a España. En 2009 hubo tortura policial, no se ofrecieron datos oficiales sobre racismo, el apoyo institucional a las mujeres víctimas de trata no funcionó y el Congreso de los Diputados limitó la jurisdicción universal. La investigación, incluida en un informe sobre más de 150 países, la realizó el equipo de la organización en Londres tras desplazarse a España para recopilar la información.

Tortura policial. Faltan videocámaras

Amnistía Internacional recoge el siguiente dato de la Fiscalía General del Estado: en 2009 se presentaron 230 denuncias por tortura y otros malos tratos a manos de policías. "Pese a las reiteradas recomendaciones de organismos internacionales de derechos humanos, no se han tomado medidas para crear una comisión independiente de quejas contra la policía", critica AI. Junio de 2009 fue un mes polémico en cuanto a la violencia policial, ya que se hicieron públicos a través de Internet varios casos documentados. Un vídeo mostraba el trato degradante inflingido por agentes policiales a un senegalés en el aeropuerto de Barajas. También el pasado junio se filtró a la red un vídeo, grabado en marzo de 2007 por cámaras de videovigilancia, donde tres agentes de la comisaría de la policía autonómica catalana de Les Corts daban una paliza a un detenido.

Amnistía aplaude la implantación en 2008 de dichas cámaras en las comisarías autonómicas catalanas y critica que "ni la Policía Nacional ni la Guardia Civil hayan aún implementado esas medidas, salvo con detenidos en régimen de incomunicación y sólo si un juez lo solicitabaexpresamente".

Inmigración. No se conceden asilos

"El Gobierno no documenta los casos de xenofobia", protesta

Amnistía recuerda que España tiene una de las tasas de reconocimiento del derecho de asilo más bajas de la Unión Europea y denuncia las redadas policiales a inmigrantes.

El informe valora el hecho de que la reforma de la Ley de Asilo haya ampliado los motivos para conceder la condición de refugiado a las personas que sufren persecución por motivos de género o de orientación sexual.

Violencia de género. Mujeres inmigrantes

"Las mujeres inmigrantes que sufren violencia en el entorno familiar siguen enfrentándose a dificultades para obtener justicia y acceder a servicios especializados", critica AI. La organización alerta de que la respuesta institucional a la lucha contra la trata con fines de explotación sexual es "insuficiente". El Gobierno tiene un plan contra la trata que entró en vigor el 1 de enero de 2009, pero para AI no es eficaz. "No existe un sistema institucionalizado para identificar a las víctimas de trata de personas para el comercio sexual, ni para remitirlas a los servicios de asistencia".

El estudio lamenta que sólo Catalunya haya implantado la videovigilancia

La lucha contra la violencia de género también recibe críticas: "Las víctimas de violencia de género que intentaron obtener resarcimiento se encontraron con numerosos obstáculos, entre ellos la falta de indemnizaciones por las secuelas psicológicas de la víctima".

Racismo. Falta estadística oficial

"El Gobierno español no documenta los casos de xenofobia", denunció ayer Esteban Beltrán, director de Amnistía Internacional. Otras organizaciones, como Movimiento contra la Intolerencia, han denunciado también que la falta de estadística dificulta la lucha contra el racismo.

El Plan español de Derechos Humanos, que empezó en 2008, contenía una disposición dirigida a establecer una estrategia para combatir el racismo. "Sin embargo, al terminar el año todavía no había empezado a aplicarse", dice el documento de AI.

Centros de menores. Maltrato y abusos

Por vez primera, el informe de AI sobre España incluye el maltrato en los centros de protección de menores. "En 2009 hubo denuncias de abandono, medicación forzada, uso excesivo de la fuerza y abusos psicológicos y físicos por parte del personal de estos centros", denuncia la organización. Ya en 2008, el Defensor del Pueblo hizo público un informe en términos similares.