Miércoles, 26 de Mayo de 2010

La duquesa de York bromea sobre su último escándalo

Reuters ·26/05/2010 - 20:20h

La duquesa de York, Sarah Ferguson, bromeó el miércoles sobre el reciente episodio que protagonizó cuando fue pillada por un periódico supuestamente intentando vender una cita con su ex marido, el príncipe Andrés, asegurando que ella debería aprender de los inteligentes personajes de los libros de sus hijos.

En imágenes publicadas el domingo en la página web del diario británico News of the World, Sarah parecía solicitar 40.000 dólares (32.790 euros) y 500.000 libras esterlinas (590.520 euros) por transferencia bancaria, alegando que podría presentar al reportero encubierto al príncipe, que ostenta un cargo comercial británico.

"Debería tener una página de algunos de mis libros, como 'Ashley learns about strangers' y 'Matthew and the Bullies'", indicó Sarah durante una mesa redonda en la Book Expo America de Nueva York al promocionar su nuevo libro infantil.

La duquesa, conocida como "Fergie", no es ajena la controversia y comentó en un comunicado el domingo que lamentaba profundamente la situación y admitió que su situación financiera está "bajo presión".

"(El autor) Richard Peck afirmó que en sus libros trata de dar a sus lectores personajes principales que pueda admirar y razones para creer que los problemas se pueden resolver", dijo Sarah bromeando en la exposición del libro. "Creo que voy a leermelo inmediatamente", agregó.

Sarah tiene dos hijas con el príncipe Andrés, segundo hijo de la reina Isabel y el cuarto en la línea de sucesión al trono. Desde su divorcio amistoso en 1996, ella ha encontrado consuelo en Estados Unidos a través de una gran variedad de apariciones de televisión y escribiendo libros sobre pérdida de peso y obras de caridad.

Sin embargo, el periódico New York Post se burló de la duquesa el miércoles con un titular que decía: "Hey Fergie, ¿si te pagamos te irás a casa?"

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad