Miércoles, 26 de Mayo de 2010

Cesc da el susto en la sesión vespertina

EFE ·26/05/2010 - 22:10h

EFE - Los jugadores de la selección española de fútbol, Carles Puyol, Andrés Iniesta y Cesc Fabregas (i-d), durante el entrenamiento que el combinado nacional ha realizado en la Ciudad del Fútbol de la localidad madrileña de Las Rozas, con vistas al Mundial que comenzará el mes próximo en Sudáfrica.

Cesc Fábregas dio el susto en el entrenamiento vespertino del tercer día de concentración de la selección española en La Ciudad del Fútbol, al caer mal tras un choque con Gerard Piqué y dañarse el hombro derecho, pero pudo acabar la sesión.

En una acción involuntaria en el primer día que Cesc trabajó con el grupo sin el peto verde -que indicaba al resto de sus compañeros que no le podían entrar con fuerza-, el centrocampista del Arsenal hizo saltar las alarmas. Fue en una jugada en la que encaraba la portería que defendía Pepe Reina con velocidad, cuando chocó con Piqué y cayó en mala postura.

Cesc hizo un gesto rápido con el brazo, que parecía indicar que se le había salido el hombro. Los doctores saltaron con rapidez al campo de juego y, ante la atenta mirada de todos los internacionales, constataron que no se había producido lesión y era solo un golpe.

Se reincorporó al grupo con gestos de dolor y pudo acabar el entrenamiento.

Cesc también fue protagonista de una acción que demuestra que el nivel de exigencia en los partidos va subiendo. Chocó de frente en otra jugada con Álvaro Arbeloa, a quien le recriminó el golpe, recibiendo la queja de su compañero por el gesto. Similar fue una acción entre Piqué con Fernando Llorente.

Y es que los internacionales españoles suben la intensidad en cada entrenamiento según se acerca el primer encuentro amistoso, el sábado en Innsbruck (Austria) ante Arabia Saudí. En el segundo entrenamiento del miércoles, Vicente Del Bosque mezcló a los jugadores.

Tras mostrar ayer la idea de jugar con un solo punta y probar con Fernando Llorente, David Villa marcó hoy el gol más bonito del partido en reducidas dimensiones. Encaró a Víctor Valdés, al que regateó con facilidad, paró el esférico de tacón y, escorado, ubicó en la escuadra el balón en un disparo con rosca. También marcaron Juan Mata y Xabi Alonso de falta directa.

Los equipos los formaban Reina, Arbeloa, Marchena, Piqué, Navas, Javi Martínez, Xavi, Mata y Villa; y sin peto Valdés, Albiol, Puyol, Capdevila, Busquets, Iniesta, Cesc, Silva y Llorente.

Se ausentaron del entrenamiento Fernando Torres, que cuenta las horas para regresar al grupo, y Sergio Ramos, que acabó la sesión matinal sobrecargado. Se quedó en el gimnasio y se puso en manos de los fisioterapeutas para recuperarse.

Mañana, el defensa del Real Madrid regresará al grupo en el último entrenamiento en La Ciudad del Fútbol, donde la expectación es máxima. Hoy hubo lleno, unos 4.000 aficionados no pararon de animar a los internacionales españoles.