Miércoles, 26 de Mayo de 2010

El PNV también votará contra el plan de austeridad del Gobierno

Reuters ·26/05/2010 - 19:44h

El Partido Nacionalista Vasco (PNV) anunció el miércoles que votará en contra del recorte de gastos del Gobierno que el Congreso de los Diputados debatirá y votará mañana.

Los nacionalistas vascos se suman al PP y a los grupos minoritarios del Parlamento en su oposición a las medidas de austeridad del Ejecutivo para disminuir el déficit público, entre ellas una reducción del salario de los funcionarios y una congelación de los pensiones para el 2011.

"No estamos de acuerdo con la falta de medidas estructurales de reactivación económica, no estamos de acuerdo con que se impongan las medidas por decreto, no estamos de acuerdo con la improvisación y el no consenso sistemático, no estamos de acuerdo ni en la forma ni en el fondo con el decreto ley", dijo el presidente del PNV, Iñigo Urkullu, en la sede del partido en Bilbao.

El dirigente nacionalista se mostró, además en desacuerdo con "tocar las pensiones", con que en Euskadi se adopten las mismas medidas que en el resto del Estado "cuando aquí se han hecho bien los deberes", o con "las incógnitas" respecto "a las inversiones estratégicas que hay comprometidas en Euskadi".

La decisión del PNV se produce un día después de que los grupos parlamentarios, excepto el PSOE, aprobaran una moción del PP en la que se pide al Ejecutivo que no congele las pensiones en 2011, y lo mismo se ha pedido hoy en el Senado.

El PNV es la cuarta fuerza política en el Congreso de los Diputados, con 6 escaños, después de PSOE (169), PP (154) y CiU (10). El PSOE no gobierna con mayoría absoluta en el Congreso, que tiene un total de 350 escaños.

La atención se centra ahora en lo que haga CiU, que mantiene la incertidumbre hasta el pleno de mañana, aunque una portavoz de la formación dijo que la abstención era la opción más probable, lo que haría que el 'decretazo' saliese adelante gracias a la abstención.

La posición pública de los grupos arroja un resultado de 169 votos a favor del 'decretazo' y 168 en contra, y 13 abstenciones de los diez diputados de CiU, los dos de Coalición Canaria (CC) y el de Unión del Pueblo Navarro (UPN).

Este posible resultado por la mínima daría un vuelco hacia el 'no' si faltase algún diputado, se produjese algún error o algún abstencionista cambiase a última hora de opinión.

Según medios, CiU estaba aún consensuando una postura unitaria del grupo parlamentario ante la votación de mañana en unas cruciales conversaciones de última hora en las que se involucraron el propio presidente José Luis Rodríguez Zapatero y la ministra de Economía, Elena Salgado.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad