Miércoles, 26 de Mayo de 2010

BP comienza la operación para sellar el pozo de petróleo

Obama rebaja las expectativas: "No hay garantías de que la operación funcione"

EFE ·26/05/2010 - 20:20h

Fotografía facilitada por Greenpeace que muestra las tareas de limpieza en las playas de Port Fourchon, Luisiana (EEUU).- EFE/Daniel Beltra/Greenpeace

La empresa British Petroleum (BP) anunció hoy que comenzó la operación conocida como 'top kill' con la que pretende sellar el pozo que emite a diario miles de barriles de petróleo al golfo de México mediante una inyección de flujo pesado.

La compañía ha afirmado que es la primera vez que una operación de este tipo se lleva a cabo a 1.500 metros de profundidad, y ha cifrado las posibilidades de éxito entre el 60% y el 70%.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, trató también hoy de rebajar las expectativas al afirmar, durante un discurso en California, que "no hay garantías" de que la operación funcione. La operación empezó poco después de que la Guardia Costera de EEUU diera luz verde a BP para iniciar los trabajos de sellado.

La Guardia Costera informó de que ha aprobado el nuevo intento de sellado tras las consultas realizadas con científicos del Gobierno. El pozo que intentará cerrar BP vierte al menos 800.000 litros diarios de crudo al mar desde la explosión el pasado 20 de abril de la plataforma Deepwater Horizon, operada en concesión por la empresa.

Energías alternativas

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, afirmó hoy que el "descorazonador" derrame de petróleo en el Golfo de México pone de relieve la necesidad de disponer de fuentes alternativas de energía.

En un discurso pronunciado en una fábrica de paneles solares en Fremont, en California, Obama aseguró que si la operación tiene éxito, explicó, se reducirá o eliminará el flujo de petróleo que sale al mar, pero en caso contrario, subrayó, hay otras alternativas que se podrían utilizar.

Obama aseguró que su Gobierno "no descansará hasta que no se haya cerrado el pozo"

El presidente estadounidense indicó que "ya se ha causado bastante daño" y prometió que su Gobierno "no descansará hasta que no se haya cerrado el pozo" y se haya limpiado por completo la marea negra.

Obama tiene previsto visitar el estado de Luisiana, ribereño del Golfo de México, el próximo viernes para supervisar las operaciones emprendidas con el fin de paliar los efectos de la marea negra, que hace días llegó a las marismas del Delta del Misisipi. Será la segunda ocasión en que visite la zona, después de haber acudido al área afectada el pasado 2 de mayo.

Noticias Relacionadas