Miércoles, 26 de Mayo de 2010

"La estabilidad es ganar"

El presidente dice que el luso «es el mejor» y comparte los valores del Madrid: "ganar y sacrificio"

H. JIMÉNEZ / G. CABEZA ·26/05/2010 - 19:34h

La junta duró una hora. Quizá más de lo previsto. A las 19.30 horas, Florentino Pérez apareció en la sala de prensa del Bernabéu. El presidente había convocado antes a su junta directiva para ultimar el análisis de la temporada y comunicarles lo que poco después expresaría ante un centenar de periodistas. "La junta ha acordado la finalización de la etapa de Pellegrini y la contratación de Mourinho una vez que resuelva su situación contractual con el Inter", dijo con tono pausado, siempre serio.

"Estamos convencidos de que este es un impulso necesario para un club de una exigencia máxima y que siempre busca la excelencia", añadió para justificar una decisión que asumió como poco agradable. A pesar de que más de un directivo intentó disuadir a Florentino del fichaje del portugués, el presidente aseguró ayer que cuenta con el beneplácito de todos: "Nadie de la junta se ha manifestado contrario a la llegada de Mourinho; todos están entusiasmados".

El presidente blanco aprovechó una pregunta para negar que el Madrid haya fallado en las formas con el entrenador saliente. "Los medios tienen su ritmo y el Madrid sus formalidades. No habrán oído hablar a nadie del club ni de uno ni de otro", dijo Florentino. Y destacó lo que tiene Mourinho para haberse fijado en él: "Me llama la atención lo mismo que a todos, su ilusión, su esfuerzo, su profesionalidad, su motivación, su competencia. Cualidades que le hacen ser el mejor entrenador", confesó.

Pérez no cree que los constantes cambios de entrenador en sus dos etapas en la presidencia signifiquen dar bandazos. Para él, la estabilidad "consiste en ganar, no en tener siempre el mismo entrenador. Y en ser fuertes y ganar títulos en España y en Europa". Además, Florentino aseguró que el estilo del preparador luso "encaja con la historia del Real Madrid: lo primero, ganar, espíritu de sacrificio, valores".

El Madrid, eso sí, se desmarcó de cómo resuelvan el Inter y el técnico su salida. "Lo que queda por resolver es una interpretación del contrato entre Mourinho y su club y ahí poco podemos hacer", afirmó Florentino. Se refería a la cláusula de rescisión de 16 millones de euros que el Inter dice debe pagar el técnico si se va y que el entrenador asegura no estar obligado.

"José Ángel Sánchez no está en Milán y el único que habló con Moratti el lunes fui yo. Tengo esperanzas de que se resuelva pronto", añadió Pérez. Mientras, Mourinho hablaba en Italia: "Ahora me voy de vacaciones y cuando regrese entrenaré en España", aseguró el luso.

Pérez estuvo solo en la mesa, pero flanqueado en la fila delantera de la sala por gran parte de su junta. También por Valdano, director general. La mano derecha de Florentino, que, sin embargo, no pareció tan entusiasmado como el presidente por la llegada de Mou. "¿A Valdano qué le parece el fichaje de Mourinho?", le preguntaron. "Bueno, eso no", dijo brevemente antes de huir a la carrera de los periodistas. Poco antes, el director general había hablado de los problemas del portugués en su negociación con el Inter. "El problema está en que hay cosas habladas y otras escritas y deben ser ellos [Mourinho y el Inter] quienes se tienen que poner de acuerdo", reveló Valdano.

Mourinho llega con el beneplácito de Florentino para decidir la planificación del equipo y podría chocar con la figura de Valdano. A uno que podría llegar, De Rossi, Florentino le regaló ayer los oídos. "Es uno de los mejores centrocampistas que hay", sentenció. Luego cortó las preguntas y se marchó.

Noticias Relacionadas