Miércoles, 26 de Mayo de 2010

El padre de un militar fallecido califica al general Navarro de "vil traidor"

EFE ·26/05/2010 - 14:04h

EFE - El general de Sanidad Vicente Navarro. EFE/Archivo

Francisco Cardona, padre de uno de los 62 militares fallecidos en el accidente del Yak-42 en Turquía, ha considerado hoy que el general Navarro y sus subordinados "no son dignos de llevar unos galones de militares", son "indignos compañeros y viles traidores".

Así lo ha indicado Cardona a los medios de comunicación en Zaragoza, después de participar en un acto celebrado para recordar a los militares fallecidos coincidiendo con el séptimo aniversario del suceso de la tragedia.

El homenaje ha coincidido con la decisión de la Audiencia Nacional de suspender la ejecución de la sentencia que condenó al general de Sanidad Vicente Navarro a 3 años de cárcel por falsear las identificaciones de 30 de los 62 militares muertos en el accidente del Yak-42 en Turquía.

Cardona ha recalcado que el general Navarro, el comandante José Ramírez y el capitán Miguel Sáez (estos dos últimos condenados a 18 meses de prisión como cómplices de Navarro) "no pueden vestir el uniforme militar, no son dignos de llevar unos galones de militares, son indignos compañeros y viles traidores".

"Alguien tiene que tomar medidas", ha subrayado Francisco Cardona, quien ha agregado que el ministro de Defensa en el momento del accidente, Federico Trillo, es "un cobarde, un miserable" que "no quiso defender a sus empleados, a sus suboficiales".

"Quién es el que tiene miedo y no da la cara", se ha preguntado Cardona refiriéndose a Trillo, al tiempo que ha lamentado que se esconda "detrás de un despacho y de una mesa".

También se ha referido al hecho de que haya sido la Real Hermandad de Veteranos de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil la asociación que ha pagado las indemnizaciones impuestas al general Navarro y a sus subordinados, acusados de falsificar los documentos de 30 de los fallecidos en el accidente.

A su juicio, es una "sorpresa desagradable" y habría que averiguar si han sido ellos los que han pagado también la defensa jurídica de estas tres personas.

"Estos tres militares, por llamarlos de alguna forma, son indignos de llevar el uniforme militar en España", ha reiterado, al tiempo que ha hecho hincapié en que "los que murieron eran compañeros que dieron su vida por España".

Por ello, "tienen que recibir el mismo trato, el trato de compañeros, no de personas fallecidas como si fueran un saco de patatas, no son merecedores de este trato, son merecedores de saber la verdad", ha dicho el padre del sargento fallecido en el accidente, quien ha concluido pidiendo "justicia con mayúsculas y el que la haya hecho que la pague".

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad