Miércoles, 26 de Mayo de 2010

Quique cree que el Atlético "tiene que estar entre los cuatro primeros cada año"

EFE ·26/05/2010 - 16:53h

EFE - El presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo (d), y el entrenador del primer equipo, Quique Sánchez Flores, durante la presentación del acuerdo por el que el técnico renovará por una temporada con la entidad rojiblanca.

Quique Sánchez Flores, entrenador del Atlético de Madrid, consideró hoy "primordial" estar entre los cuatro primeros de la Liga la próxima temporada, al tiempo que reconoció que su renovación por un año es el momento que aguardaba "para completar la felicidad" de los "últimos meses".

"El objetivo es estar entre los cuatro primeros. Es fundamental y primordial. Este equipo tiene que estar entre los cuatro primeros e intentar cada año mantener el objetivo de Liga de Campeones. Y, a partir de ahí, lo excepcional es estar en dos finales como este año, pero tenemos la obligación de ser lo máximo competitivos posible en esas dos competiciones también", declaró.

"Nuestro reto para la temporada que viene sin duda es mantener y elevar el compromiso, mantener la competitividad del equipo, no perder ni un ápice de ese espíritu combatiente que han tenido en los últimos meses y sacar el máximo provecho de unos jugadores que son la clave de todo", explicó.

"Ellos son los puntos de referencia para todos nosotros. Ojalá la temporada que viene seamos capaces de sacar su mejor rendimiento y, con la plantilla que conforme el Atlético de Madrid, de conseguir todos los objetivos que tenemos en mente", añadió.

Esos son los desafíos de Quique para la nueva campaña, tras sellar su continuidad por un año más. "Es el momento posiblemente que aguardaba para completar mi felicidad de todos estos últimos meses", aseguró el entrenador, que recalcó que cuenta con un cuerpo técnico "excelente y sin su trabajo sería imposible salir adelante".

"Estoy muy agradecido al Atlético de Madrid por la confianza, por darme todo el cariño y todo el confort que me han dado en estos meses, tan difíciles en sus inicios y tan felices y brillantes en los últimos. Y si seguimos el año que viene se debe mucho a eso, al cariño que hemos recibido, al compromiso para salir adelante y no sólo de los dirigentes, sino de todos los empleados del club", dijo.

"Además, es el momento de agradecer a la afición el apoyo, el compromiso y la voluntad que han puesto durante toda la temporada para que el equipo pudiera conseguir lo que ha conseguido. Ellos se han cansado de darme las gracias durante la temporada, les he dicho una y mil veces que no tenían por qué dármelas y ahora es el momento que yo les doy las gracias enormes por el compromiso que han tenido conmigo, con todo el cuerpo técnico, con todos los jugadores y todo el apoyo que han dado en todo momento", continuó.

"Les estoy súper agradecidos. Es difícil explicar con palabras lo que hemos sentido y lo que nos han hecho sentir", prosiguió Quique, que reconoció que "es mucho más confortable" iniciar el curso como ahora que cuando llegó al banquillo en octubre de 2009, cuando el equipo estaba en la zona baja de la tabla y el club vivía épocas de conflicto social entre afición y directiva.

"Me agrada ver que en este momento se ha generado y sobre todo existe el clima social que se merecen las personas que trabajan en el Atlético de Madrid. Ahora, tenemos una masa social que está muy comprometida, que está absolutamente levantada en armas para vivir con ilusión máxima todo lo que genere el equipo. Lo que se respira ahora es la normalidad con la que se tiene que empezar la temporada", destacó.

El técnico, por último, aseguró que no ha incluido cláusulas de renovación automática en su nuevo contrato: "Ni hubo en su momento cuando llegué ni va a haber ahora. Si tengo muy claro algo es que los clubes al final de temporada tienen que sentirse libres para elegir a su entrenador y en mi caso, como persona y entrenador, me gusta trabajar sintiéndome libre y la mejor forma es que a final de temporada las formas de renovar son como ahora, cuando hay afecto, credibilidad y estamos todas las personas a gusto y eso no va encadenado a un contrato".