Miércoles, 26 de Mayo de 2010

La enfermedad evita la cárcel al general condenado por el Yak-42

Reuters ·26/05/2010 - 14:34h

La Audiencia Nacional ha suspendido la pena de tres años de prisión al general de Sanidad Vicente Navarro por tener una enfermedad grave e incurable en fase terminal, informó el miércoles el tribunal.

Vicente Navarro fue condenado hace dos meses por la Audiencia Nacional, en sentencia ratificada por el Supremo, a tres años de prisión por la incorrecta identificación de 30 de los 62 militares fallecidos en el accidente del Yak-42 en 2003 en Turquía.

El general Navarro, actualmente retirado, también fue condenado a pagar 10.000 euros a los herederos de cada uno de los 30 fallecidos incorrectamente identificados y a dos años de inhabilitación especial para el ejercicio de las funciones públicas.

"El condenado ha abonado la responsabilidad civil y la multa impuesta y del informe Médico Forense se infiere que se encuentra en fase terminal de la enfermedad que padece", dijo el auto de la Audiencia Nacional difundido hoy en el que se decide la suspensión de la ejecución de la pena privativa de libertad.

Junto a Navarro fueron condenados a 18 meses de cárcel sus dos ayudantes: el comandante médico José Ramírez y el capitán médico Miguel Sáez.

En su fallo de mayo de 2009, la Audiencia concluyó que el general Navarro identificó los cadáveres basándose en una ficha realizada por los otros dos acusados tras la observación de cada fallecido, pese a que los forenses turcos advirtieron de la necesidad de realizar un análisis de ADN en 30 de los casos.

El avión Yakovlev 42, alquilado a una compañía ucraniana para transportar tropas españolas que regresaban a España tras una misión humanitaria en Afganistán, se estrelló en Trebisonda, Turquía, el 26 de mayo de 2003. Además de los 62 militares españoles, en el accidente murieron 13 tripulantes ucranianos.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad