Miércoles, 26 de Mayo de 2010

Luna afirma que el auto despierta a Camps de su ensoñación y le advierte de posible inhabilitación

EFE ·26/05/2010 - 12:09h

EFE - El presidentd de la Generalitat, Francisco Camps. EFE/Archivo

El portavoz parlamentario del PSPV-PSOE, Ángel Luna, ha opinado hoy que la inhibición del instructor de la causa "Gürtel" en Madrid, Antonio Pedreira, es un "auténtico varapalo" que despierta a Francisco Camps de su "ensoñación" y le advierte de su posible inhabilitación política y penal.

El portavoz socialista se ha pronunciado así sobre la decisión de Pedreira, que ha acordado remitir al Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana parte de la investigación que afecta a aforados de esta autonomía.

Este auto "quiebra definitivamente las expectativas ilusorias" de Camps y revela "lo que realmente ha ocurrido y han tratado de ocultar durante tanto tiempo", una trama de financiación ilegal, malversación y fraude electoral, según ha dicho.

"Ya nadie puede seguir manteniendo la ficción de que se trata únicamente de una cuestión de tres trajes", puesto que Padreira ha detectado "indicios" de un supuesto delito electoral que podría transformar la causa en procedimiento ordinario, ajeno al jurado popular.

Según Luna, no se trata de "un simple traslado" de competencias, sino que es una apreciación de delito que requiere una "imputación formal" y que da al traste con la "ensoñación" de Camps en la que se ve "como el Cid que se lanza a conquistar España y es castigado por ello".

La decisión de Pedreira constituye un "cambio cualitativo muy importante" en las diferentes causas que relacionan al Gobierno valenciano con la trama corrupta y que respalda la "veracidad" de la querella presentada por los socialistas valencianos, ha añadido.

Si el TSJCV admite la competencia y se unen las dos causas, y si no lo hace "tendría que justificar el porqué", la causa dejaría de tramitarse por un procedimiento del jurado y se convertiría en un proceso "ordinario".

"Estaríamos hablando entonces de unas penas que ya no son de simple multa, sino de la posibilidad de inhabilitar política y penalmente a Camps y a algunos miembros de su Gobierno. Estamos hablando de perder su condición de presidente por una sentencia que lo inhabilita", ha subrayado.

"Para ellos, esto va a ser una buena noticia porque dirán que ahora se van a poder defender", pero "las cosas son bastantes más prosaicas y están blanco sobre negro en un auto que cambia completamente la situación".

En opinión de Luna, se debe ser "serio y riguroso" y saber que si el juez Pedreira ha dictado esta resolución "es porque aprecia indicios de delito en aforados de la Comunitat Valenciana que no pueden ser encausados en Madrid".

El auto "dice que se ha llegado a un punto suficiente como para que se produzca una imputación formal de varios aforados" y establece la "necesidad imprescindible de actuar" porque "hay algunos delitos de carácter electoral que podrían prescribir".

Luna ha apuntado además que la inhibición es parcial, y que el juez del TSJM "sigue trabajando" en la investigación sobre supuestas irregularidades en la contratación de servicios durante la visita del Papa Benedicto XVI a Valencia.