Miércoles, 26 de Mayo de 2010

El TSJ Madrid traslada parte caso Gürtel a Valencia

Reuters ·26/05/2010 - 11:46h

El magistrado instructor del caso Gürtel en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Antonio Pedreira, se ha inhibido en favor del TSJ de Valencia de la parte de la causa que afecta al Gobierno de Francisco Camps en esa comunidad, según un auto conocido el miércoles.

La inhibición parcial pretende evitar la prescripción de unos supuestos delitos electorales por las relaciones entre empresas de Francisco Correa, presunto cabecilla de la trama, con la administración valenciana y el Partido Popular en esa comunidad, según el tribunal.

El auto de Pedreira se conoce dos semanas después de que el Tribunal Supremo ordenara reabrir el caso contra Camps por la supuesta recepción de regalos, como trajes de firmas de lujo, de parte de la trama de corrupción Gürtel, anulando una decisión del pasado agosto del TSJV de sobreseer la causa.

En su auto, que responde a una petición de la Fiscalía Anticorrupción, Pedreira solicita que su investigación se una a esas diligencias previas que se siguen en el tribunal valenciano.

que se vio obligado a dimitir-; el ex vicepresidente valenciano Víctor Campos, y Rafael Betoret, que fue jefe de gabinete de la Consejería de Turismo y responsable de protocolo de la Diputación Valenciana.

El juez hace suya la argumentación jurídica del fiscal, que recoge unos informes realizados entre otros por la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE) y la Agencia Tributaria sobre diversas irregularidades en la contratación de Orange Market y algunas consejerías la Generalitat valenciana.

La IGAE señala que en algún caso, el Gabinete de Camps tuvo que dar una autorización para dichos contratos, y que el delito a investigar podría ser el de cohecho.

Otro informe de la AEAT pone de manifiesto posibles irregularidades en la contratación y facturación entre empresas de la trama y el PP valenciano durante la campaña de las elecciones locales y autonómicas de 2007 y que podrían ser constitutivas de un delito electoral.

Camps siempre se ha declarado "absolutamente inocente" y ha negado cualquier irregularidad en la financiación de su partido. El presidente del PP, Mariano Rajoy, también ha manifestado reiteradamente su confianza en el presidente valenciano.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad