Miércoles, 26 de Mayo de 2010

Jesse James dice que Bullock probablemente sospechaba de engaños

Reuters ·26/05/2010 - 05:37h

El marido de Sandra Bullock dice que es muy probable que la actriz de Hollywood haya sospechado de sus relaciones extramaritales durante sus cinco años de matrimonio, pero que de igual manera admitió los hechos.

Jesse James, de 41 años, contó el martes en el programa de ABC News "Nightline" que había admitido ante Bullock los rumores de que la había engañado después de la primera noticia sobre sus andanzas, publicada después de que la actriz ganara un Oscar en marzo por su papel en la película "The Blind Side".

"Le conté básicamente todo, que había tenido relaciones fuera de nuestro matrimonio", dijo James.

"Creo que en el pasado ella tenía sus sospechas, pero ya sabes. Mentí, y mentí para salir de esa. Le mentí a todos sobre todo, incluso a mí mismo", agregó.

James tuvo romances con al menos cuatro mujeres, uno de ellos mientras Bullock estaba rodando el drama "The Blind Side", según varios medios.

Bullock, de 45 años, dio emotivos discursos durante la temporada de premios de Hollywood, agradeciendo a James su apoyo, pero dejó su hogar del sur de California cuando se conoció el escándalo.

James dice que se sintió descorazonado cuando vio imágenes de Bullock y el bebé que acababan de adoptar y cuando leyó que ella quería que el bebé llevara sólo su nombre. "Nightline" dijo que él quería seguir siendo el padre del niño que adoptaron.

"Me puse muy triste, pero me di cuenta del por qué algunas cosas tienen que ser hechas de una cierta manera", afirmó.

Dijo además que se habían enterado en Navidad de que habían sido aceptados para adoptar un niño de Nueva Orleans y que lo recibieron en Año Nuevo.

"Verla en el papel de madre, es como, una de las cosas más asombrosas que he visto. Está como pez en el agua. Tan pronto como sostuvo a ese bebé en sus manos fue algo automático e increíble", dijo James.

Además, lamentó las fotos que aparecieron en los diarios estadounidenses de él posando en un saludo nazi.

"Lidiar con la pérdida de mi matrimonio, mi hijo y avergonzar a todos y castigar mi vida, pero además ser llamado racista, de verdad me hace muy triste", afirmó James. "No es divertido".

Tras decirle a Bullock que asistiría a rehabilitación, James dijo que ella respondió que "estaba orgullosa de mí".