Miércoles, 26 de Mayo de 2010

Los colectivos de pacientes tildan la propuesta de "injusta e insolidaria"

El Gobierno estudia el copago en la sanidad pública

R. V. ·26/05/2010 - 01:00h

La posibilidad de implantar el copago sanitario en el Sistema Nacional de Salud (SNS), tal y como anunció ayer la ministra Trinidad Jiménez, provocó las críticas de asociaciones de pacientes y consumidores. La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública rechazó "totalmente" esta posibilidad, que consideró "injusta e insolidaria". Para esta agrupación, el copago sanitario "penaliza" a aquellos que tienen menos recursos económicos y más problemas de salud. "También resulta inexplicable que pretenda ponerse en marcha en un momento en el que hay más de cuatro millones de parados y una grave crisis económica que hace su impacto mucho más negativo", señala la federación en un comunicado. Y añade: "La esencia del SNS es la solidaridad de las personas con más recursos y más sanas con las que están más enfermas y tienen una peor situación económica; y la implantación de copagos rompería estos principios, por ello deben rechazarse".

"Es un frivolidad introducir el tema sin explicar cómo lo quieren aplicar", explicó el presidente del Foro Español de Pacientes (FEP), Albert Jovell, a Europa Press. Por su parte, la presidenta de la Asociación el Defensor del Paciente (ADP), Carmen Flores, manifestó que la medida "facilitará que las personas que se encuentren mal no vayan al médico, porque, desgraciadamente, lo que para la señora ministra supone una limosna para un mendigo, para una persona con una pensión mínima o no contributiva supone una debacle". Mientras, el portavoz de la Confederación de Consumidores y Usuarios, David Hurtado, cree que el copago "repercutiría en el poder adquisitivo de los ciudadanos, y principalmente en el de las clases medias y bajas".

Noticias Relacionadas