Miércoles, 26 de Mayo de 2010

"No soy partidario de degradar a políticos"

El PP nombra a un alcalde de su partido para dirigir el MuVIM

SERGI TARÍN ·26/05/2010 - 08:30h

Javier Varela aseguró que no sabe "muy bien para qué sirve" el museo que dirigirá.EFE

Bajo la coraza del Partido Popular. Así quedó ayer el MuVIM (Museo Valenciano de la Ilustración y la Modernidad) tras el nombramiento de Javier Varela, profesor de Ciencias Políticas en la UNED, como substituto del anterior director, Romà de la Calle, que dimitió el 8 de marzo después que la Diputación de Valencia censurara una exposición con fotos sobre la trama Gürtel. Un escándalo que generó una fuerte respuesta social y la repulsa de artistas y críticos de arte. Algo que el PP no estaba dispuesto a que volviera a ocurrir. Ya lo avisó el propio presidente provincial, Alfons Rus: "El de director de este museo, es un puesto de confianza". Y Varela, alcalde del PP en Torrebaja (Valencia) y amigo personal de Rus, cumple los requisitos.

La muestra censurada, organizada por la Unió de Periodistes Valencians, se componía de 91 instantáneas a modo de resumen de los principales acontecimientos locales del 2009. Entre ellos, la tormenta de la Gürtel, que llevó al presidente de la Generlitat, Francisco Camps a declarar como imputado por aceptar regalos de la trama corrupta. Su salida de los juzgados era una de las imágenes. También la del rostro derrumbado de Ricardo Costa tras ser destituido como secretario regional del PP por su vinculación con la red Correa. Fotografías que ayer el nuevo director del MuVIM, Javier Varela, rechazó "porque no soy partidario de degradar a políticos" y "porque la libertad de expresión tiene unos límites que deben dictar la prudencia del gobernante".

"Los límites de la libertad los dicta la prudencia del gobernador"

Varela también aseguró que no pretende "hacer tabla rasa" con la etapa anterior, pero que el MuVIM "tiene la personalidad un tanto desdibujada y no sabemos muy bien para qué sirve". Por este motivo situó sus objetivos en las antípodas de lo que hasta ahora había sido el museo. Si Romà de la Calle lo orientó a Europa con un especial énfasis en la época de la Ilustración, Varela abogó por regresar al interior del frasco de las esencias regionalistas. "Debemos fomentar la cultura valenciana, como valencianismo universal, el que aporta nuevas glorias a España", argumentó en alusión a la primera estrofa del himno regional. Y como segundo gran objetivo, "indagar en la gran cultura popular, el fútbol o la moda", subrayó.

"A dedo"

Por su parte, la oposición calificó de "sectaria" la designación de Varela. "Ha sido a dedo", criticó Rafael Rubio, portavoz socialista en la diputación, quien calificó al nuevo director "como correa de transmisión de Rus, que tiene una visión de cortijo de las instituciones". En la misma línea se pronunciaron desde diferentes ámbitos de artistas locales. "¿Quién es Varela? Nadie lo conoce", explicó José Luis Pérez Pont, presidente de la Asociación Valenciana de Críticos de Arte, quien lamentó que la diputación de Valencia "ni ha contestado a la petición de consensuar este nuevo puesto tal y como exige el código de buenas conductas del sector".

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad