Miércoles, 26 de Mayo de 2010

Cospedal ridiculiza el Senado plurilingüe que apoyó el PP

Alicia Sánchez-Camacho y un conselleiro de la Xunta usaron catalán y gallego el lunes en la Comisión General de Comunidades Autónomas

JUANMA ROMERO ·26/05/2010 - 01:00h

La senadora y presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, ayer en los pasillos de la Cámara Alta.MARTA JARA

Al PP le golpeó ayer en la cara su propio bumerán. Y no pudo más que constatar que había recibido ese topetazo. Por la mañana, la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, tachó de "esperpéntica" la traducción simultánea que se utiliza en la Comisión General de las Comunidades Autónomas del Senado, en cuya última reunión, el lunes, compareció José Montilla.

El problema es que en 2005 los conservadores, junto con todos los grupos de la Cámara Alta, acordaron que precisamente en esa comisión pudieran emplearse las lenguas cooficiales. A ese consenso se remitió por la tarde la líder de los conservadores de Catalunya, Alicia Sánchez-Camacho. La senadora y candidata a la Generalitat puso sumo cuidado en no desmentir expresamente a su jefa, pero defendió que se use el gallego, el euskera o el catalán en ese foro del Senado, "la Cámara territorial, que es donde deben utilizarse".

Su apreciación no era un matiz cualquiera. Ella misma intervino en dos ocasiones en la Comisión General para replicar a Montilla, que había acudido a Madrid para exigir la renovación del Tribunal Constitucional. En las dos Sánchez-Camacho alternó catalán y castellano. Otro compañero de partido, Alfonso Rueda, conselleiro de Presidencia de la Xunta, agradeció a la Cámara "la oportunidad" de poder expresarse en su lengua. "En esta sesión, concretamente, es bueno expresarse en gallego. Creo que el tema de la lengua es importante", arrancó.

La número dos de los conservadores ve "esperpéntico" el empleo de cascos

Cospedal, que no acudió el lunes a la comisión aunque sí es senadora, halló "demoledora" la imagen de Manuel Chaves escuchando a Montilla con auriculares, andaluces los dos. El caso es que el vicepresidente tercero también tuvo que recurrir a los cascos para atender a Rueda y Sánchez-Camacho. La número dos del PP, durante su entrevista en la Cope, achacó la "barbaridad" de que el Senado contrate intérpretes para la comisión a un "desmán y despilfarro" del Gobierno: "Es la representación del absurdo al que nos ha llevado [José Luis Rodríguez] Zapatero", con el "apoyo incondicional de todos los barones del PSOE".

Primar la "responsabilidad"

La secretaria general aludió a un argumento querido para la derecha: el coste. Con la crisis y con el recorte de los sueldos de los funcionarios, "es un insulto" ese gasto, denunció.

La líder del PP catalán defiende que se utilicen las lenguas cooficiales

A Sánchez-Camacho se le requirió su opinión sobre las declaraciones de Cospedal. "No hago valoraciones", dijo. Sí apoyó que no se cometa el "dispendio" de extender el uso de las lenguas cooficiales en el Pleno y en el resto de comisiones de la Cámara, como reza en la propuesta de 34 senadores nacionalistas que el PSOE intenta encajar y que los conservadores sí han rechazado. La líder del PP catalán agregó que es "lógico" que con esta crisis los ciudadanos "no entiendan" ciertos gastos, lo que exige actuar con "responsabilidad" con el dinero público.

Quien replicó con dureza a Cospedal fue Ramón Aleu, el portavoz de la Entesa, el grupo que en el Senado aglutina a PSC, ERC, ICV e IU. "Es una absoluta falta de respeto a las lenguas del Estado" y a la Comisión General, "una nueva muestra de la animadversión del PP" a la diversidad y "un nuevo ataque a Catalunya", indicó.

El president de la Generalitat también entró al trapo de la polémica de la traducción en Onda Cero: "Las lenguas son un elemento de identidad de un pueblo. Creo que no tienen precio. Debemos tener esa sensibilidad, y no sólo porque lo diga la Constitución".

Hasta María Teresa Fernández de la Vega recordó que el Gobierno "siempre respeta la pluralidad lingüística". Respondía a la interpelación de la senadora del PP Beatriz Escudero, que lamentó que se gaste en traducción y se baje los salarios a los funcionarios. El "voluble" es el PP, remató la vicepresidenta primera, porque el Ejecutivo "respeta los acuerdos" de la Cámara, incluido el de 2005, cuando se permitió el uso de las lenguas. Y entonces fue con el plácet de los conservadores.

CÓMO FUNCIONA
Siete intérpretes y 6.500 euros de gasto

Hace cinco años

En 2005, los grupos del Senado consensuaron que se permitiese usar las lenguas cooficiales en la Comisión General de las CCAA. Hoy es el único foro de la Cámara donde se puede hacer. El sistema se estrenó en el debate del estado de las autonomías, en 2005, y se ha utilizado sin problemas desde entonces. El PP nunca había cuestionado el empleo de las lenguas en esta comisión, como recordó el senador Juan Van-Halen el pasado 28 de abril, cuando el pleno aprobó tramitar la petición de 34 senadores nacionalistas para cambiar el Reglamento y permitir que se hable en euskera, gallego, catalán y valenciano en pleno y en comisiones.

Sesión multilingüe

Para una sesión de la comisión, el Senado contrata a siete intérpretes (dos para catalán, dos para euskera y dos para gallego y uno de valenciano) y paga 6.500 euros por jornada. Todos traducen al castellano. El lunes, Montilla, Sánchez-Camacho y los consejeros de PP y PSOE alternaron su lengua y el español.

 

Noticias Relacionadas