Miércoles, 26 de Mayo de 2010

Mourinho marca el paso

Moratti, presidente del Inter, da por perdido al entrenador y está dispuesto a negociar con Florentino. El técnico portugués recogió ayer en Milán sus pertenencias y se despidió de los empleados

HUGO JIMÉNEZ ·26/05/2010 - 07:00h

Mourinho, la semana pasada, durante su último entrenamiento con el Inter en Italia. - EFE

José Mourinho, reputado estratega, aguarda. Espera en Milán a que Massimo Moratti, presidente del Inter, firme la rescisión del contrato que le ata con el conjunto italiano hasta 2011 para, a renglón seguido, ser presentado como entrenador del Real Madrid. Tal y como hace con sus jugadores, el técnico portugués ha movido las piezas y, ladino, sabe que obtendrá su enésimo triunfo.

Mourinho maneja los tiempos como nadie y no se deja engañar por la pose de Moratti. Por la mañana, el mandatario italiano se mostró públicamente inflexible a la hora de exigir el pago íntegro de los 16 millones de euros de indemnización que figuran en el contrato del luso, pero por la tarde una broma de la Cadena Ser retrató su verdadera actitud. Un imitador llamó por teléfono al presidente interista haciéndose pasar por Florentino Pérez, y Moratti, con tono entregado, deja entrever su disposición al acuerdo y cita al falso presidente blanco para una negociación posterior a través de vídeoconferencia.

Esa es una de las claves de la operación. A Moratti le ha molestado mucho la actitud del entrenador portugués, que el domingo prefirió quedarse en Madrid en vez de viajar a Milán a celebrar el título de Liga de Campeones ganado el sábado ante el Bayern en el Bernabéu, y sólo se aviene a entablar una negociación directamente con Florentino.

"La actitud de Mourinho es la de alguien que se quiere ir al Real Madrid" 

"La relación con Mourinho ha terminado, su actitud es la de alguien que se quiere ir al Real Madrid", reconoció el presidente interista tras verse las caras con el luso el lunes por la noche. Y, por si acaso, lanzó un aviso: "No dejo que me tome el pelo nadie".

Segundos más tarde rebajó la dureza de su discurso y acercó posturas: "Espero que continúe una relación interesante con Mourinho, porque él puede dar buenos consejos interesantes al Inter, ya que aquí ha trabajado muy bien".

Horas después, Jorge Mendes, representante de Mourinho, y un emisario del Real Madrid viajaron a Italia y se personaron en las oficinas del Inter donde, según Efe, se entrevistaron con Rinaldo Ghelfi, vicepresidente y encargado de asuntos financieros del club milanés. El Madrid no está dispuesto a pagar la totalidad de la claúsula.

Tras reunirse el lunes con José Ángel Sánchez, director general ejecutivo del Madrid, y con Jorge Valdano, director general, Mendes está siguiendo la estrategia acordada con ambos: apretar al Inter para intentar reducir en lo posible la compensación económica.

Así, en otro movimiento de calculada presión, Mourinho se pasó por la ciudad deportiva del Inter para recoger sus pertenencias. El portugués aprovechó la visita para despedirse de los empleados con los que ha trabajado durante las dos últimas temporadas.

"No creemos que su presentación vaya a ser tan pronto"

"No creemos que su presentación vaya a ser tan pronto como esperábamos apuntó ayer una fuente autorizada del club español. Desde luego, mañana (por hoy) es muy improbable". Lo que ya nadie esconde es que el luso será el relevo de Pellegrini en el banquillo del Bernabéu. "Si ya está trabajando en la planificación de la temporada", aseguran con sorna en Concha Espina.

De hecho, Mourinho tenía la intención de volar ayer mismo hacia Madrid. El técnico ya ha dado el visto bueno al contrato que le ligará cuatro temporadas al Madrid, a cambio de diez millones de euros netos por cada una.

Pellegrini espera una llamada

Mientras Mourinho permanece en Italia para firmar por el Madrid, Manuel Pellegrini aguarda una llamada del club blanco. Al técnico chileno le resta un año de contrato, a razón de casi cuatro millones de euros, y no está dispuesto a renunciar a él.

Ayer, ocho días después de finalizada la Liga, nadie se había puesto en contacto con él para hablarle de su finiquito. El técnico está molesto por las forma con la que el Madrid está manejando su futuro, pero no levantará la voz. Tras regresar de un acto benéfico en Castellón, Pellegrini espera tranquilo en su domicilio de la capital a que Valdano le comunique oficialmente el despido, algo que el director general y el director de fútbol, Miguel Pardeza, ya le insinuaron tras la última sesión de entrenamiento celebrada en Valdebebas hace una semana. En idéntico compás de espera están varios jugadores, que no saben si contarán con la confianza de Mourinho. El portugués es el que marca el paso en el Madrid. 

Una compleja operación de 60 millones de euros

16 millones
Cláusula de indemnización
Si no hay acuerdo con el Inter, el Madrid tendrá que desembolsar 16 millones de euros. Hace un año, el club blanco ya pagó cuatro millones al Villarreal por Pellegrini.

4 temporadas
Nuevo contrato
El Madrid se ligará durante cuatro años al entrenador portugués. En 2009, los blancos firmaron con Pellegrini un contrato de dos temporadas, pero el chileno no llegará a cumplirlas

4 millones
Finiquito de Pellegrini
Para rescindir el contrato del chileno, el Madrid tendrá que pagar los cuatro millones brutos que el técnico tendría que haber recibido en su segunda temporada.

10 millones por año
Sueldo de Mourinho
El portugués cobra acorde con su cartel de ganador. El contrato de Mourinho asciende a 40 millones de euros netos, diez por cada año que firmará con el Real Madrid. Sumados los conceptos anteriores, el total asciende a 60 millones. 

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad