Miércoles, 26 de Mayo de 2010

El silencio de los porteros

Primer día de competencia bajo palos entre los porteros de la selección

LADISLAO JAVIER MOÑINO ·26/05/2010 - 08:10h

EFE - Iker CAsillas y Victor Valdés.

Concentrado y silencioso, Casillas esperó la orden de Ochotorena, preparador de porteros de la selección, de colocarse el primero bajo palos. Asumió la orden con naturalidad, golpeó el larguero para estirarse y se dispuso a parar. Le aguardaban los disparos de Llorente, Xavi, Silva y Xabi Alonso, encargados de culminar los primeros ejercicios de toque y llegada al área diseñado por Del Bosque. En el primer día de competencia bajo palos, la jerarquía se mantuvo.

Primero fue Casillas, después Reina y por último Valdés. Antes, también con un Casillas poco hablador, entre los tres porteros se habían calentado las manos con disparos suaves a un par de metros. Cuando Reina le hizo un gesto cariñoso a Valdés para romper el hielo, a Casillas se le apreciaba que ya había iniciado su aislamiento para iniciar el trabajo. No salió de su reclusión mental en todo el entrenamiento. Por la tarde, en el primer partidillo de entrenamiento, se mantuvo el escalafón. Casillas con los titulares y Reina inició la pachanga con los suplentes.

Valdés fue muy ovacionado por la chiquillería cuando le tocó su turno. Por primera vez en mucho tiempo, Casillas siente la presión de un portero que puede desbancarle de la titularidad. Desde los tiempos de César en el Real Madrid temporada 2001-02 no había sentido tan cerca la sombra de un competidor capaz de sostenerle un debate de altura por el puesto. Valdés lo hace desde su esplendorosa trayectoria en el Barça, desde sus tres trofeos Zamora y desde intervenciones decisivas que han contribuido a engordar las vitrinas de su club.

Desde la época de César en el Madrid, el meta blanco no tiene tanta presión

 

Casillas es el número uno para Del Bosque, pero la presencia de Valdés le obliga a un día a día más exigente. Su permanente concentración y sus escasos gestos corroboran la sensación de un portero en competencia. Cada uno a su trabajo. No hay roces, pero sí ese orgullo jerárquico por demostrar que el entrenador no se equivoca en su elección con su dictamen del trabajo diario.

Bajo palos, el silencio de los porteros entre parada y parada, ente remates y goles encajados, delatan el individualismo y la competitividad del puesto. Casillas, Reina y Valdés pelean bajo los límites de la convivencia respetuosa, fundamental en la conquista de la Eurocopa. Los tres lo tienen claro. En este sentido, Puyol quiso despejar dudas sobre la relación entre Reina y Valdés: "Fuera se pueden decir muchas cosas que no controlamos. Han compartido vestuario y han estado juntos en La Masia. Tienen una buen relación".

En los ejercicios se mantuvo la jerarquía: Casillas, Reina y Valdés

Reconocimientos médicos

La FIFA ha solicitado exhaustivos reconocimientos médicos a los máximos organismos deportivos de cada país participante para evitar dramas como el del camerunés Foe durante la Copa Confederaciones de 2003, disputada en Francia. El futbolista africano falleció sobre el césped.

Ayer, Arbeloa, Piqué, Torres y Cesc fueron los primeros en pasar las pruebas. Torres sigue trabajando en solitario, pero el doctor Celada le augura minutos en el segundo amistoso ante Corea. Al final del entrenamiento de la tarde Cesc se quedó con el preparador físico Miñano comprobando su peroné tras el partidillo.