Miércoles, 26 de Mayo de 2010

Berlusconi insiste en obtener nuevos poderes

 

 

S. BUXADERAS ·26/05/2010 - 08:00h

Silvio Berlusconi asegura que le "hace reír" que alguien pueda compararle a un dictador. Así lo manifiesta en declaraciones a su amigo Bruno Vespa, periodista estrella de las noches de RAI1, para su libro El signo del Cavaliere, del que ayer se conocieron algunos extractos. "No hay un sólo italiano que pueda decir que ha sufrido algún mal de mi parte, excepto los mafiosos", proclama el primer ministro italiano.

Berlusconi, además, mantiene sus planes para reformar la Constitución italiana y conseguir más poderes para su cargo. "La reforma es necesaria para hacer más eficaz la acción del Gobierno, pues dotaría al primer ministro de poderes que hoy no tiene y le situaría al mismo nivel que sus colegas del resto del mundo", dice. "Sólo pido poder gobernar, porque hoy constato que no puedo hacerlo", asegura.

Berlusconi, hoy propietario junto a su familia del mayor holding de medios de comunicación del país, afirma sin rubor que no hay conflicto de intereses entre su poder mediático y el cargo que ostenta.

Además, el primer ministro asegura que seguirá al pie del cañón y aceptará liderar a la derecha en próximas elecciones: "Mientras los italianos quieran que les encabece, que luche a su lado en nombre de la libertad y la democracia, mi deber es responder a su confianza con toda mi energía".

 

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad