Martes, 25 de Mayo de 2010

Dunga abre al público los entrenamientos de Brasil

Reuters ·25/05/2010 - 17:46h

El secreto impuesto por el técnico Dunga a la selección brasileña de fútbol perdió fuerza el martes, cuando permitió la entrada de la prensa y los aficionados al entrenamiento del equipo "verdeamarelho" por segundo día consecutivo.

Sin aviso, el entrenador permitió la entrada a los seguidores y a la prensa al primer entrenamiento con balón de los jugadores en el centro del club Atlético-Panaerense, donde el equipo está concentrado desde el viernes.

La primera vez que permitió la entrada de aficionados y periodistas fue el lunes por la tarde.

El aislamiento a la selección, como respuesta a la publicidad excesiva previa al campeonato, considerada como una de las causas de la derrota en Alemania de 2006, había mantenido a los aficionados sin contacto con los jugadores hasta el lunes.

Una vez más, el centrocampista Kaká no participó en las actividades con el resto del grupo.

El jugador del Real Madrid siguió realizando trabajos de fisioterapia para recuperarse de una lesión muscular del muslo izquierdo.

La previsión de la comisión técnica es que el jugador participe de las actividades en la tarde.

El portero Julio César, último jugador en reunirse a la selección en Curitiba, llegó en la mañana al centro de entrenamiento y será sometido a pruebas médicas y a una evaluación física.

El jugador del Inter de Milán optó por viajar a Brasil y presentarse en el cuadro nacional, pese a haber recibido autorización para viajar directamente a Sudáfrica tras conquistar la Liga de Campeones el sábado con su club.

Sus compañeros del Inter, Maicon y Lúcio, viajarán directamente a Johannesburgo.

Tras finalizar los entrenamientos de la mañana, un grupo de alumnos de una escuela para niños con problemas de audición recibieron permiso para entrar al campo de juego y hacerse fotos con los jugadores. Robinho fue el más solicitado.

"La gente vino con grandes expectativas, pero no sabía si iba a conseguir (entrar). Fue excelente, los jugadores fueron simpáticos y a los niños les encantó", dijo la profesora Cláudia Manhanes.

La selección brasileña dejará Curitiba el miércoles en un vuelo especial, y hará escala en Brasilia para ser recibidos por el presidente Luiz Inácio Lula da Silva antes de embarcar hacia Sudáfrica.

El equipo disputará su primer partido el 15 de junio contra Corea del Norte y posteriormente se medirá con Costa de Marfil y Portugal, los otros integrantes del Grupo G.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad