Martes, 25 de Mayo de 2010

Nadal se reencuentra con la familiar victoria en París

Reuters ·25/05/2010 - 17:26h

El tetracampeón de Roland Garros Rafael Nadal disfrutó de un entrenamiento bajo el bochorno parisino el martes para eliminar al adolescente Gianni Mina por un triple 6-2 en primera ronda del Abierto de Francia, en una jornada en la que también avanzaron Andy Roddick y Fernando Verdasco.

El invitado francés de 18 años apenas si puso en apuros a Nadal, que sufrió la única derrota de su carrera en Roland Garros en octavos de final el año pasado.

Nadal amplió sus estadísticas en París a 32 victorias y una derrota cuando Mina envió un globo con la derecha más allá de la línea de fondo.

Ahora se enfrentará al argentino Horacio Zeballos por una plaza en tercera ronda.

En otros encuentros de la jornada, los tenistas Andy Roddick y Fernando Verdasco lograron sendos debuts triunfales en la primera ronda del Abierto de Francia, al igual que Juan Carlos Ferrero y David Ferrer.

Roddick, sexto favorito, padeció bastante su falta de práctica en tierra batida y debió sufrir demasiado antes de derrotar al finlandés Jarkko Nieminen por 6-2, 4-6, 4-6, 7-6 (7-4) y 6-3.

El estadounidense, quien nunca se ha sentido cómodo en la arcilla de los torneos europeos, comenzó bien y se llevó el primer set, pero Nieminen subió el nivel y comenzó a controlar los peloteos para dar vuelta el marcador.

El finlandés estuvo a dos puntos de ganar en el cuarto set, pero Roddick resistió y ganó el "tie-break" para emparejar las cosas y terminar de definir el pleito en el parcial decisivo.

Su próximo rival será el esloveno Blaz Kavcic, quien avanzó tras aprovechar el abandono del argentino Eduardo Schwank, a quien estaba venciendo por 3-6, 6-3, 7-5 y 4-0.

Por su parte, Verdasco apeló a su contundente derecha ganadora y derrotó al ruso Igor Kunitsyn por 6-4, 6-2 y 6-2 para avanzar a segunda ronda.

El séptimo cabeza de serie tuvo una acogida indiferente del público local tras las palabras malsonantes que dirigió a algunos de los asistentes a la final en Niza, que perdió ante el favorito local Richard Gasquet el pasado sábado.

Verdasco, quien llegó a la final del Masters 1000 de Montecarlo y ganó el torneo Conde de Godó el mes pasado, fue demasiado fuerte para Kunitsyn, número 103 del mundo.

El madrileño selló la victoria tras una hora y 55 minutos de juego cuando su rival envió largo un golpe de derecha. En la siguiente ronda, Verdasco se enfrentará al francés Florent Serra.

ZANJANDO LA POLÉMICA

Tras ganar su partido de primera ronda ,Verdasco, séptimo cabeza de serie, tuvo cuidado de no alimentar la polémica que protagonizó el fin de semana en Niza, cuando pronunció una serie de palabras malsonantes contra el público francés.

El madrileño profirió insultos contra el publico de la Riviera, llamándoles "hijos de puta" y saludándoles irónicamente cuando era abucheado en la final del Abierto de Niza contra el favorito de las gradas, el francés Richard Gasquet, el pasado sábado.

Verdasco después se disculpó a través de un comunicado público, diciendo que no debería haber perdido los nervios.

"Hoy no hubo problemas para mí. Por supuesto que esperas lo peor todo el tiempo. Si pasa lo peor no estarás decepcionado, no te llevas una mala sorpresa", declaró a periodistas tras su primer partido en Roland Garros.

"Pero, no, no hay nada que pueda añadir al respecto. Lo que quería decir lo dije en el comunicado. Eso es todo lo que tenía que decir".

Cuando se le volvió a preguntar por el incidente, Verdasco contestó: "Otra pregunta".

El temperamental español, no obstante, recibirá una acogida menos educada en segunda ronda, cuando se enfrente al francés Florent Serra.

En otros partidos del día, Juan Carlos Ferrero derrotó al uruguayo Pablo Cuevas por 6-4, 6-3 y 6-1 mientras que David Ferrer se deshizo del francés David Guez por 6-1, 6-3 y 6-1. Otro español Pere Riba derrotó al galo Marc Gicquel por 6-3,y 6-2 y 7-6, y el italiano Andreas Seppi eliminó a Santiago Ventura por 7-5, 6-4 y 7-5.

En contraste, el argentino Juan Mónaco no pudo destacarse en su superficie preferida y, al igual que su compatriota Schwank, cayó en el debut ante un rival de menor categoría y ranking como el esloveno Grefa Zemlja.

Pese a los 55 errores no forzados de su rival, Mónaco nunca pudo mostrar su mejor tenis y desperdició 15 puntos para quiebre antes de perder por 7-6 (8-6), 3-6, 7-5 y 6-3.